29 de noviembre de 2020
28 de julio de 2018

El 55 por ciento de los extremeños lleva mal el calor para poder conciliar el sueño, según Daikin

El 55 por ciento de los extremeños lleva mal el calor para poder conciliar el sueño, según Daikin
EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID/MÉRIDA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 55 por ciento de los extremeños lleva mal el calor por las noches para poder conciliar el sueño, según un estudio realizado por Daikin a nivel nacional.

De este modo, las comunidades españolas en las que peor llevan el calor por las noches para conciliar el sueño son Castilla-La Mancha (56 por ciento), Extremadura (55 por ciento), Aragón (53 por ciento), y Madrid (50 por ciento).

Así, no poder dormir por culpa del calor es lo que más les molesta a cuatro de cada 10 españoles (42 por ciento) y un 36 por ciento reconoce que pasa calor en su propia casa en los meses estivales, según el estudio a nivel nacional realizado por Daikin para saber cómo sobrellevan los españoles el calor en esta época del año y cómo lo combaten.

También, de dicho estudio se desprende que el 34 por ciento de los españoles dice que deja de hacer planes cuando hace mucho calor y a un 30 por ciento le produce malestar.

El sur y el interior de España son las zonas en las que generalmente se registran las temperaturas más altas en verano. Por ello, no es extraño que sean los andaluces (47 por ciento), canarios (42 por ciento), castellano-manchegos (41 por ciento) y navarros (38 por ciento) los que más se quejen de que el calor les impide hacer planes en verano.

Además, los baleares (43 por ciento) y los gallegos (42 por ciento) son los que más se quejan del calor que pasan en sus casas en verano, un dato curioso puesto que se trata de zonas con temperaturas más suaves y moderadas en esta época del año.

Por otra parte, la tradicional disputa entre playa y montaña tiene un claro vencedor. Los españoles eligen la playa como destino vacacional (65 por ciento) frente al 24 por ciento que prefiere la montaña.

Por regiones, son los navarros (74 por ciento) y los madrileños (70 por ciento) los que en mayor proporción pasan sus vacaciones en la playa, por encima de los ciudadanos de regiones costeras. En cuanto a la elección entre ciudad y pueblo, la cosa está más reñida. Un 28 por ciento de los encuestados prefiere pasar sus vacaciones en la ciudad y un 27 por ciento opta por el pueblo.