26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • Sábado, 24 de Agosto
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 14 de abril de 2014

    Concluyen las obras de alta velocidad del viaducto de Valdetravieso

    Concluyen las obras de alta velocidad del viaducto de Valdetravieso
    MINISTERIO DE FOMENTO

    MÉRIDA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

       Adif Alta Velocidad ha concluido la construcción del viaducto de Valdetravieso, perteneciente al tramo Casas de Millán-Cañaveral de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Extremadura.

       Asimismo, se ha procedido a la realización, con éxito, de las correspondientes pruebas de carga, según ha informado el Ministerio de Fomento en nota de prensa.

       El viaducto, de 1.596 metros de longitud y repartido en 34 vanos, es el de mayor longitud en el trayecto comprendido entre Plasencia y Badajoz, dentro de las obras de este nueva línea de alta velocidad.

       Por su parte, el tramo Casas de Millán-Cañaveral (6,6 km), que discurre por los términos municipales de ambas localidades, en la provincia de Cáceres, se encuentra en un grado de ejecución "muy avanzado".

       Como elementos singulares del tramo destacan dos viaductos, uno sobre el arroyo del Pizarroso y otro sobre el de Valdetravieso, y un paso bajo la autovía A-66. Además, en el cruce con la Vía de la Plata (calzada romana) se realiza un falso túnel con sección transversal en bóveda.

       Bajo el viaducto sobre el arroyo Pizarroso, de 630 metros de longitud, cruza la línea ferroviaria de ancho convencional Madrid-Cáceres, junto a la estación de Cañaveral.

       Ya se han realizado las correspondientes pruebas de carga tanto en los viaductos como en el paso bajo la autovía Ruta de la Plata A-66, todos concluidos, según ha apuntado Fomento.

    FONDOS EUROPEOS

       El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) cofinancia, a través del P.O. Cohesión-FEDER 2007-2013 y del P.O. de Extremadura 2007-2013, las obras de plataforma del tramo Talayuela-Cáceres-Mérida con unas ayudas estimadas de 240,5 y 201,4 millones de euros, respectivamente.

       Las Ayudas RTE-T 2007-2013 cofinancian los estudios y proyectos del tramo Talayuela-Frontera Portuguesa, así como las obras de plataforma del tramo Mérida-Badajoz-Frontera Portuguesa, con una ayuda de 68,7 millones de euros.

    CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

       El viaducto sobre el Arroyo de Valdetravieso está formado por una estructura de 34 vanos, con luces de 30 + 32 x 48 + 30 metros, resultando una longitud total entre estribos de 1.596 m.

       El viaducto, que tiene alineación curva en planta y una pendiente máxima del 1,8 por ciento, se encuentra ubicado en el término municipal de Cañaveral, al este de la autovía A-66.

       El tablero es una viga continua con sección en cajón monocelular de hormigón pretensado de canto constante de 3,4 m medidos en el eje del tablero y de 3,3 m en los bordes. Transversalmente, la parte superior del tablero tiene una pendiente a dos aguas del 2%.

       El núcleo del cajón, que tiene las almas inclinadas y con un espesor de 0,4 a 0,5 m según sección, tiene un ancho de 7,2 m en su parte superior y mínimo de 5,2 m en la inferior. Los voladizos laterales tienen una luz de 3,4 m.

       La sección es maciza sobre pilas y estribos, dejando un hueco para permitir la circulación de los equipos de conservación por el interior del viaducto.

       La anchura de la plataforma del tablero es de 14 m, para alojar una doble vía de ancho internacional, con una separación entre ejes de vía de 4,7 m.

       En los laterales de la plataforma se disponen paseos de mantenimiento, canaletas de comunicaciones, anclajes de los postes de catenaria y una pantalla anticolisión de aves que ejerce también la función de barandilla.

       Las pilas son de hormigón armado de sección transversal hueca y tienen el ancho y el canto variables, aumentando los mismos linealmente con la altura a razón de 1/70 desde la cabeza de pila hasta la base.

       Las alturas de las pilas varían entre los 12,6 m de la pila 1 y los 57,7 m de la pila 19. Las cabezas de pila cuentan a su vez en coronación con un hueco de inspección para los aparatos de apoyo sobre los que se sitúa el tablero.

       Dada la gran longitud del viaducto y de cara a reducir los movimientos longitudinales del tablero ocasionados por las dilataciones, retracciones, fluencia, etc. se establece un punto fijo en el punto medio del viaducto al que se ancla el tablero para resistir los esfuerzos horizontales en el sentido longitudinal al mismo, y que permite reducir dichos movimientos, repartiéndolo entre ambos estribos en los que se sitúan las juntas de dilatación y sobre ellas los aparatos de dilatación de carriles.

       El punto fijo se materializa mediante un arco constituido por dos puntales o semiarcos de directriz recta y sección interior hueca y achaflanada de 0,1 m en sus lados esquinas tanto exteriores como interiores, con unas dimensiones exteriores constantes en todo su desarrollo de 5,2 x 3 m.

       Las paredes laterales de la sección del semiarco tienen un espesor de 0,3 m. El tablero se ancla a la zona de unión de ambos semiarcos constituyendo el punto fijo.

       En cuanto a las cimentaciones de estribos y pilas, todas ellas se resuelven mediante cimentación directa en zapatas de hormigón armado sobre el sustrato rocoso.

    PRUEBAS DE CARGA DEL VIADUCTO

       Las pruebas de carga en puentes y viaductos de ferrocarril son un conjunto de operaciones de control cuya realización es preceptiva antes de su apertura al tráfico, a fin de comprobar la adecuada concepción, la estabilidad y el buen comportamiento de la obra.

       Las pruebas de carga realizadas son de dos tipos: estáticas y dinámicas. Para la prueba de carga estática del viaducto de Valdetravieso se han empleado un total de 24 camiones de 4 ejes, siendo las cargas unitarias por eje de 7,5 y 11,5 toneladas, y dos de 10,5 toneladas (en total 40 toneladas).

       Para la prueba de carga dinámica se utilizó un camión de 40 toneladas que circuló a velocidad constante por el viaducto, en sucesivas pasadas a 5,2 y 40 km/h.

       Para el paso del camión se colocó un resalto compuesto por un tablón que se situó en la zona central de los vanos 5 y 16 del viaducto.

       A ambos lados del tablón se ubicaron acelerómetros (como instrumentación adicional), capaces de capturar más de 100 muestras/segundo con un tiempo de captura de 60 segundos.

       Con la prueba de carga dinámica se determinaron las frecuencias de vibración del viaducto y su peso relativo, siendo la de mayor peso la frecuencia fundamental de la estructura. También se determinó el coeficiente de amplificación dinámica mediante los registros de flechas a distintas velocidades.