21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 28 de julio de 2010

    La agresión verbal y la exclusión son los principales conflictos entre alumnos extremeños, según un estudio

    La frecuencia de estos comportamientos en Extremadura es inferior a la del resto de España

    MÉRIDA, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La agresión verbal y la exclusión social son los más significativos comportamientos conflictivos entre alumnos de Extremadura, una percepción que tienen tanto los propios chicos como los profesores, según un estudio sobre convivencia escolar realizado en centros de Educación Secundaria de la región.

    Dicho estudio muestra que la comunidad autónoma no se encuentra una situación "ni difícil ni compleja" pero "sí preocupante" en cuanto a que hay manifestaciones de comportamientos que aunque "no son graves", señala, "no se deben admitir ni obviar" en el aula, ha señalado la coordinadora del Grupo de Investigación e Innovación (GRIE) que ha realizado el estudio, Isabel Cuadrado.

    La consejera de Educación de la Junta de Extremadura, Eva María Pérez, ha ofrecido una rueda de prensa conjunta con Isabel Cuadrado para presentar este informe que comenzó a realizarse en el año 2005 y finalizó en 2007 con el objetivo de conocer la incidencia real del maltrato entre iguales en centros de ESO tanto públicos como concertados.

    Para ello, se han seleccionado 24 centros extremeños y se ha encuestado a un total de 2.094 alumnos, el 4 por ciento del total, y a 400 profesores, según ha explicado Isabel Cuadrado, quien ha detallado los resultados de este informe, que se repite en el año 2009 añadiendo comportamientos como la violencia a través de Internet y el teléfono móvil.

    "NIVEL MÁS BAJO" QUE EN EL CONJUNTO DEL PAÍS

    La coordinadora del GRIE ha señalado que al comparar los datos del estudio realizado de 2005 a 2007 con un informe realizado por el Defensor del Pueblo a nivel nacional y publicado en el año 2000, se concluye que la incidencia de comportamientos conflictivos en Extremadura está en "un nivel más bajo" respecto a los datos nacionales.

    Cuadrado ha destacado que para realizar este trabajo sobre la convivencia escolar en Extremadura se han utilizado las mismas herramientas que en el citado informe del Defensor del Pueblo y tomando como referencia todas las manifestaciones desde el punto de vista de los testigos, las víctimas y los agresores.

    Así, ha explicado que desde la perspectiva de los testigos, la agresión verbal, tales como insultos o poner motes, es la forma de conflicto entre alumnos que más se dan en los centros extremeños, seguida de la exclusión social, "mezclado también con alguna agresión física indirecta", como robar cosas, y una indirecta, consistente en pegar a un compañero. Mientras, el acoso sexual es la manifestación menos frecuente.

    PERCEPCIÓN DE LA VÍCTIMA

    Desde el punto de vista de la víctima, la incidencia varía según el tipo de maltrato, que es "mayor" en el caso de insultar o poner motes y "muy baja" en cuanto a agresión directa o indirecta y agresión sexual. Destaca además el estudio que alrededor del 79 por ciento de alumnado "no ha sentido miedo nunca" y en torno a un 1 por ciento ha sentido miedo en tres o cuatro ocasiones.

    Al mismo tiempo es "imperceptible" el porcentaje de alumnado que siente miedo todos los días y el principal temor por "no saber hacer los trabajos de clase y las notas".

    Finalmente, de la información obtenida de los alumnos agresores, se desprende que el porcentaje de maltrato "ocasional, a veces", es de aproximadamente de un "10 por ciento", mientras que el porcentaje de manifestaciones con "una alta frecuencia", lo que se denomina "acoso", se aproxima al 3 por ciento. Los abusos verbales y las conductas de exclusión social son las manifestaciones más frecuentas según los agresores.

    Isabel Cuadrado ha señalado además que según el estudio "más de la mitad de los alumnos no hacen absolutamente nada" cuando ver algún tipo de conducta agresiva a un compañero. No obstante, los alumnos tienden a ayudar a la víctima cuando se trata de un amigo.

    Por otro lado, del informe se desprende que los chicos suelen acudir a los amigos cuando sufren algún tipo de agresión y mientras las chicas acuden a los profesores y a sus familias.

    PREOCUPACIONES DEL PROFESORADO

    En cuanto a las percepciones del profesor, estos señalan que lo que más les preocupa son los problemas del aprendizaje del alumnado, seguido de la falta de participación familiar y la falta de recursos para la enseñanza, y, en cuarto lugar, los conflictos y agresiones entre alumnos, que a su juicio tiene como causa más importante la falta de disciplina del alumnado, sus "malas maneras" y abusos.

    También en opinión del profesorado, estas conductas derivan de problemas familiares y consideran que la personalidad del alumno, caracterizada por aspectos como la falta de autoestima, influye en este tipo de comportamientos.

    Ante un conflicto escolar, los profesores actúan hablando con el alumno en privado o con la clase en su conjunto cuando se trata de conflictos más habituales, agresiones verbales o exclusión, mientras que cuando son casos de agresiones físicas dan cuenta de lo sucedido a la dirección del centro, al departamento de orientación o a los juzgados.

    Isabel Cuadrado ha explicado que los profesores son partidarios de actividades que fomenten la convivencia escolar y, para ello, la tercera parte del estudio propone una serie de actividades a través de materiales digitales.

    Por su parte, la consejera de Educación ha explicado que este estudio se ha realizado en el tiempo que se han diseñado medidas y actuaciones con agentes de la comunidad extremeña para favorecer el compromiso social y la convivencia en Extremadura. Así, ha señalado que con el segundo estudio se podrá contrastar si estos aspectos han mejorado en las aulas.

    Eva Pérez ha señalado que el conflicto es "inherente al ser humano" de manera que pueden resolverse de forma positiva o negativa. Así, ha apuntado que el conflicto "en la escuela porque existe en la sociedad", de forma que "no es un fenómeno que surge espontáneamente" en las aulas.