14 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

El alcalde de Mérida dice que el decreto que impide endeudarse hasta 2012 supondrá un "sacrificio muy costoso"

El alcalde de Mérida dice que el decreto que impide endeudarse hasta 2012 supondrá un "sacrificio muy costoso"
EP

MÉRIDA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Mérida, Ángel Calle, aseguró hoy que el decreto que impide a los consistorios endeudarse hasta 2012 representará para las instituciones municipales un "sacrificio muy doloroso y costoso" y advirtió que es "física y metafísicamente imposible" que "muchos ayuntamientos" puedan "devolver a finales de año las operaciones de tesorería que se vienen revisando año tras año".

"Es un decreto muy duro que se basa en el rigor presupuestario, en la reducción del déficit, y que son sacrificios que tenemos que asumir, pero yo no sería sincero sino les dijera que es un sacrificio muy doloroso y muy costoso y en algún caso muy difícil de asumir", manifestó el primer edil de Mérida en declaraciones a los medios de comunicación.

Según incidió Calle, este decreto no establece solo la prohibición de asumir, por parte de los ayuntamientos, operaciones de préstamo a largo plazo hasta 2012 sino que "muchos ayuntamientos, entre ellos el de Mérida", tienen operaciones coyunturales que se vienen renovando desde hace "diez o quince años" y que "por tanto se han convertido en estructurales" y ahora el Real Decreto "obliga a devolverlas a 31 de diciembre del año 2010".

Un hecho, sobre el que añadió que el Ayuntamiento de Mérida tendrá una "terrible dificultad" para poderlo cumplir, así confió en que la "sensibilidad" del Gobierno central hacia los consistorios, instituciones que afrontan gastos impropios que ascienden hasta más del 30% de su presupuesto, por lo que Ángel Calle pidió que "se tenga en cuenta" este factor.

"Siempre hemos estado reivindicando una solución a nuestro problema de financiación, y la solución no puede ser simplemente decir, que lo entendemos, que tenemos que no afrontar operaciones de crédito, pero desde luego es difícil que muchos ayuntamientos podamos devolver a finales de año las operaciones de tesorería que se vienen revisando año tras año, es física y metafísicamente imposible", aseguró.

Así abogó porque los ayuntamientos configuren planes de saneamiento financiero, que en el caso de Mérida ha sido "brutal", si se quiere, desde estas instituciones, seguir prestando "servicios de calidad" y pagar las nóminas. "Rigor sí, asfixia no", aseveró.

A preguntas de los periodistas, el alcalde insistió en que hará "todo el esfuerzo para cumplir con el decreto" y hará "si es posible, mayores sacrificio", aunque aseguró que es "difícil" porque desde el Ayuntamiento de Mérida "no" se está "gastando nada" y se mantiene la "prioridad en los servicios y las nóminas".

TRATAMIENTO "ACORDE" A LOS SERVICIOS PRESTADOS

El primer edil emeritense informó de que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) analizará hoy, en una reunión, el contenido de este Real Decreto y solicitó al Gobierno central un "tratamiento acorde con los servicios" que prestan los ayuntamientos a los ciudadanos".

A preguntas de los medios de comunicación, Calle estimó las operaciones de tesorería que tendría liquidar el Ayuntamiento de Mérida antes del 31 de diciembre de 2010 podrían ascender a los 9 millones de euros procedentes y que proceden "del alcalde anterior y del anterior al anterior" que "lógicamente se van renovando porque no hay posibilidad de cancelar".

"Espero que haya sensatez en todo esto, sobretodo porque, puede ser un simplismo, pero los ayuntamientos no hemos provocado la crisis económica que tenemos hoy, por tanto no vamos a ser los principales paganos de la misma", concluyó.

El alcalde de Mérida realizó estas declaraciones tras participar en la presentación de la revista del Festival de Mérida.