5 de agosto de 2020
15 de febrero de 2014

Amus inicia una campaña para frenar la proliferación de mascotas ilegales

Amus inicia una campaña para frenar la proliferación de mascotas ilegales
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE NERJA

MÉRIDA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La asociación Acción por el Mundo Salvaje (AMUS) ha puesto en marcha una campaña que pretende poner freno a la proliferación en los hogares extremeños de mascotas "ilegales" por tratarse de especies protegidas, así como para erradicar la liberación de animales exóticos en lugares alejados de sus hábitats de origen, lo que provoca un problema "de primer orden" para la conservación de la naturaleza.

   Se trata de un "ambicioso proyecto" que pretende "aportar soluciones" a una práctica "en alza en la sociedad, tanto rural como urbana, de graves consecuencias para la biodiversidad".

   "La tenencia en cautividad de especies protegidas autóctonas, así como la adquisición de fauna exótica, cuyo final en muchas ocasiones es el abandono en lugares alejados de sus hábitats de origen, se ha convertido en un problema de primer orden que afecta tanto a administraciones públicas, instituciones científicas u organizaciones de conservación de la Naturaleza como a una gran industria".

   En este sentido, el colectivo hace referencia a la aparición de "un nuevo parámetro relacionado con especies exóticas, algunas de ellas consideradas invasoras". "La intromisión de estos nuevos inquilinos no sólo zoológicos sino también botánicos supone una seria amenaza y el resurgimiento de enfermedades, algunas de ellas incluso zoonóticas".

AVES, GALÁPAGOS E IGUANAS

   Entre las especies protegidas autóctonas que se mantienen en cautividad, una situación que va en aumento, especialmente en la provincia de Badajoz, según el colectivo, se encuentran lechuzas, cernícalos, mochuelos, ratoneros y milanos. Así, más de un 20 por ciento de las entradas de fauna en el hospital de AMUS son atribuibles a este hecho, señala Amus, que añade que algunas de estas especies son admitidas en condiciones "realmente dramáticas".

   En cuanto a la fauna exótica, se encuentran especies como la cotorra argentina, cotorras de kramer, galápago de florida o iguanas, cuya procedencia se encuentra en el "tráfico ilegal". En estos casos, "su liberación o escape puede representar un importante problema para los ecosistemas naturales y para las especies nativas".

   Al no haber un centro especializado para estas especies en la provincia de Badajoz, muchos de los ejemplares recuperados son conducidos "a un largo e incierto peregrinaje de estos ejemplares, que acaban en zoológicos, eutanasiados o en centros de recuperación".

COLABORACIÓN DE VETERINARIOS

   La Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ayuda a Amus en este nuevo proyecto, que tiene el objetivo base de "sensibilizar" a la población respecto a la tenencia ilegal de estos animales salvajes autóctonos y exóticos.

   Asimismo, la asociación ha reclamado la colaboración de los profesionales del sector, entre los que cita a las tiendas de animales, clínicas veterinarias y colegios oficiales de veterinarios, así como a los ayuntamientos y los agentes de la autoridad (Seprona de la Guardia Civil, agentes del Medio Natural, Policía Local) para "aumentar su capacidad para detectar casos y resolverlos adecuadamente, mediante una formación continua en las que se les dotará con elementos de juicio y acción ante estas situaciones".

PARA TODA ESPAÑA

   En este proceso será "clave" la difusión entre escolares y la sensibilización social. Para ello, el proyecto cuenta con actuaciones de índole formativa e informativa, así como la edición de un completo manual de buenas prácticas que será difundido por todo el territorio nacional, junto a cursos dirigidos a cuerpos y estamentos oficiales, campañas en tiendas y establecimientos y "todo un paquete de acciones lúdicas y didácticas en colegios".

   De esta forma, se va hacer un "verdadero esfuerzo" en un uso de una didáctica comprensible y objetiva donde se muestren los "efectos colaterales" de este tipo de acciones, en las que "en muchas ocasiones la responsabilidad es  de los propios promotores/vendedores y de los familiares o padres ante una falta de concienciación sobre la tenencia de mascotas".

   "Se trata del comienzo de un gran proyecto de concienciación y sensibilización de la población, de formación de todos los estamentos implicados y por supuesto de presión a las autoridades competentes para que este grave problema que afecta a la fauna, a los ecosistemas e incluso a la propia salud del ser humano comience a revertir", explica la asociación.