8 de marzo de 2021
10 de abril de 2014

ANPE señala que la nueva distribución horaria de Primaria es "ajena a la realidad" de los centros educativos extremeños

MÉRIDA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sindicato ANPE ha rechazado la nueva distribución horaria de Educación Primaria, aprobada este jueves en el Consejo Escolar de Extremadura, por considerar que es "ajena a la realidad de los centros y las necesidades de los alumnos", y que asimismo "obliga a un trasiego constante entre alumnos y docentes, y viceversa".

En una nota de prensa, en la que ANPE señala que "acepta de buen grado la marcha atrás" de la Consejería de Educación con respecto a la "estabilidad de la plantilla" que el sindicato había exigido, se muestra "absolutamente" disconforme con los horarios aprobados a propuesta de la Administración educativa, en contra de "la opinión mayoritaria de las fuerzas sindicales" presentes en la Mesa Sectorial de Educación, con un solo voto a favor de los mismos.

ANPE ha votado en contra del mismo, a pesar de incluir la exigencia del mantenimiento de las plantillas, al considerar que el horario planteado como enmienda "se adecuaba mejor a la realidad educativa y al peso del proyecto curricular presentado".

De esta forma, considera el nuevo horario "un parche justificativo", al que ANPE "no puede dar su beneplácito" porque es "irreal y perjudicial para el alumnado" en cuanto a la relación con el currículo propuesto y su adecuación horaria, así como por la "imposibilidad de cuadrar los horarios con las plantillas actuales o por contravenir la legislación vigente".

Por otro lado, señala que la carga por sesiones es la "adecuada" para los especialistas de Educación Física y Música, mientras que la distribución del resto de áreas "parece difícilmente aplicable a la realidad de los centros".

Por este motivo, ANPE considera que la nueva distribución será en "muchos" centros "imposible de adaptar sin variaciones", y añade que con posterioridad éstas tendrían que ser aprobadas por la inspección educativa, lo que "inevitablemente conllevará que el horario propuesto esté condenado a ser papel mojado".

ANPE, que advierte que "no contribuirá a hacer demagogia con la educación extremeña ni con el profesorado al que representa", señala por otra parte que "no comparte en absoluto el aumento de la distribución horaria de religión en los primeros cursos", lo que "obligará a su impartición durante sesiones antes del recreo".

Esto implicará a su vez que "alguna" de las troncales se imparta después del recreo, cuando "pedagógicamente" estas asignaturas deben impartirse en las primeras sesiones de la mañana, según el sindicato.

Por otro lado, la adecuación del horario a los centros propuesto por la Administración "obliga a contradecir" la orden de 17 de junio de 2011, que especifica en su artículo 6 que las sesiones de enseñanza-aprendizaje serán de un mínimo 45 minutos y un máximo de 60. En este sentido, considera un "dislate" la aparición de sesiones de treinta minutos en refuerzo o educación artística, así como el "elevado" número de sesiones de 45 minutos "por el simple hecho de llegar a un número total de horas sin pensar en absoluto en las plantillas existentes y la adecuación a la realidad del aula".