19 de marzo de 2019
10 de enero de 2008

Asaja pide que se "suspenda de sueldo" al consejero de Agricultura por "no pagar a los agricultores"

CÁCERES, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, pidió hoy la supensión "de sueldo que no de empleo" del consejero de Agricultura, Juan María Vázquez, en tanto no haga efectivas las cantidades que adeuda a los agricultores y ganaderos de la región por los pagos de zona desfavorecida, créditos de la sequía, lengua azul, pagos acoplados pendientes y pago único, "cuyo importe asciende a unos 70,5 millones de euros".

Así lo señaló el máximo responsable de la patronal agraria en rueda de prensa que reivindicó también como posible solución a la situación de crisis del sector, "la vuelta en comisión de servicio del anterior consejero de Agricultura José Luis Quintana, hasta que regularice los pagos, hecho que estaba acostumbrado a hacer".

García calificó de "desolador" el panorama que presenta el agro extremeño "por causas imputables a la propia administración". Así señaló que "el sector agrario regional no vive precisamente uno de sus mejores momentos y el año que cerramos, salvo para los productores de cereales, ha de ser considerado como horroroso, y en especial para la ganadería", subrayó.

El presidente de Asaja recordó que en 2007 hubo un incremento de los costes de producción de aproximadamente un 62 por ciento en los precios de las materias primas "por lo que hoy cebar un cordero supone un coste adicional de casi 7 euros en relación al año pasado, lo que para el bolsillo de los ganaderos supone un desembolso de 24,5 millones de euros", apuntó.

La misma situación se repite en el vacuno ya que cebar un ternero tiene un coste superior en relación al pasado año de 180 euros, lo que supone para los ganaderos un mayor coste de 72 millones de euros, según los datos aportados por García que añadió que en el sector del porcino ibérico "no se alcanza a cubrir los costes".

MOROSIDAD EN LOS PAGOS.

Toda esta situación se agrava por lo que García calificó como un "colapso del sistema financiero del campo regional como consecuencia de la situación de morosidad en la que ha entrado la Consejería de Agricultura" en el pago de las ayudas que es el "otro pilar de ingresos de los agricultores y ganaderos", agregó.

El pago de zona desfavorecida correspondiente al ejercicio 2007 y que afecta aproximadamente a 11.000 profesionales no se ha efectuado, según los datos de Asaja, lo que supone una cantidad aproximada de 27,5 millones de euros. "En años anteriores se venía efectuando sobre el 15 de octubre y algunos profesionales han tenido la suerte de cobrar el 4 de enero de 2008 la correspondiente al 2006", dijo.

"El pago de los intereses y amortización de los préstamos de la sequía correspondientes tanto al ejercicio 2006 como al del 2007 tampoco se han visto", añadió el líder agrario que recordó que "la parte a abonar por el Ministerio de Agricultura" se efectuó en febrero pasado que correspondió a otros 8 millones de euros.

"Las indemnizaciones correspondientes a las ovejas muertas como consecuencia de la lengua azul brillan por su ausencia. Y estamos hablando de casi 90.000 ovejas con un valor de 8 millones de euros", aseveró.

PROMESAS A "BOMBO Y PLATILLO".

El presidente de Asaja Extremadura, se refirió también a las promesas a "bombo y platillo" que el consejero realizó en los medios de comunicación en relación a que las ayudas PAC se cobrarían este año a principios de octubre. "Algunos agricultores y ganaderos las han percibido el 31 de diciembre y faltan aproximadamente de abonar unos 20 millones de euros", apostilló.

También se refirió al "desastre del pago acoplado del ovino que ha supuesto que casi 3.400 ganaderos todavía no hayan cobrado las ayudas, lo que suponen otros 7 millones de euros". García criticó también el decreto de mejora de las explotaciones recientemente publicado "con una dotación presupuestaria ínfima de 3 millones de euros", además del plan de forestación "nada atractivo y que va a quedar desierto", concluyó.