17 de julio de 2019
  • Martes, 16 de Julio
  • Lunes, 15 de Julio
  • 1 de julio de 2010

    La asamblea de Caja Castilla La Mancha aprueba la integración de la entidad en un banco propiedad de Cajastur

    CUENCA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Asamblea General de Caja Castilla La Mancha ha aprobado este miércoles, con 110 votos a favor, 23 abstenciones y 3 votos en contra, el plan de rescate de CCM que contempla, entre otras operaciones, la segregación del negocio bancario a favor del Banco Liberta SA, propiedad de Cajastur.

    El Banco Liberta, futuro Banco CCM, absorberá el negocio bancario de la Caja y las participaciones de la Corporación Industrial relacionadas con el mismo, como los seguros. Estará participado en un 75 por ciento por Cajastur y el restante 25 por ciento por la nueva Fundación Caja Castilla La Mancha.

    De este modo, Caja Castilla La Mancha renuncia a su condición de entidad de crédito para dedicarse en exclusiva a los fines propios de su naturaleza fundacional en Castilla-La Mancha. Así, la Fundación Caja Castilla La Mancha tendrá como finalidad el mantenimiento y la continuación de la obra benéfico-social de la entidad.

    En rueda de prensa, el director de CCM, Gorka Barrondo, ha afirmado que la decisión de la asamblea supone "el punto de partida para que CCM siga ocupando el espacio que debe tener en Castilla-La Mancha" y confirmó que se mantendrán todos los puestos de trabajo. Así, se conservan los 2.700 puestos de trabajo que tienen en la entidad en la actualidad. "No hay previsto en ningún acuerdo o protocolo, ni se ha llevado a la asamblea ninguna propuesta numérica en este sentido; no hay a partir de mañana ningún despido, ningún ajuste, eso estará sujeto al Plan de Negocio", ha determinado.

    850 MILLONES DE RECURSOS PROPIOS

    El futuro Banco CCM nacerá con 850 millones de euros de recursos propios con los que "se cubre con holgura las necesidades de capital del conjunto de la caja cuando se inscriba como Banco, entre otras cosas por el esquema de protección de activos que con 2.475 millones de euros, asegura la rentabilidad del Banco", ha manifestado Alkorta.

    Asimismo, ha apuntado que de esta manera se garantiza que la cuenta de resultados sea positiva ya este mismo año. Así, ha indicado que estos serán los pilares del futuro banco que se completarán con un balance de 23.000 millones al año, el mantenimiento de los puestos de trabajo y la previsible integración de Cajastur en un SIP con Caja Mediterráneo, Caja Extremadura y Caja Cantabria.

    Respecto a la sede del futuro Banco CCM, el director general del Grupo CCM, Xabier Alkorta, ha anunciado que "está decidido que se realice el cambio de la sede social de Oviedo a Cuenca". Además, ha explicado que la sede de la Fundación CCM se situará en Toledo y auguró que "el futuro está relacionado con la organización de los servicios centrales, en este sentido la caja de haber continuado también estaría obligada a procesos de integración o racionalización".

    A propósito de los cambios que perciban los clientes en la entidad, Barrondo ha enviado un mensaje de tranquilidad a la sociedad castellano-manchega, al asegurar que "no les va a suponer nada, no van a percibir el cambio ni en el nombre comercial, que es CCM, ni en las personas que les atienden en la sucursal, ni en la numeración de sus cuentas". En cualquier caso, ha incidido en que debe cambiar el clima de incertidumbre que han padecido clientes y trabajadores de la entidad en los últimos meses y apostó por "mirar al futuro y no hacia el pasado".

    En este punto, Gorka Barrondo ha señalado que el Banco CCM mantendrá el carácter regional de la entidad, así como el apoyo y el servicio financiero para sus clientes. A pesar de esto, ha destacado que es la primera caja que separa la actividad bancaria de la fundacional y ha afirmado que esto permitirá que el "foco" de la actividad siga siendo "el cliente".

    Sobre la Obra Social de Caja Castilla la Mancha, Xabier Alkorta ha afirmado que tiene comprometida la actividad para los próximos tres años en los que dispondrá de un presupuesto de 11 millones de euros. Barrondo ha apuntado que la integración de CCM es una apuesta segura para Cajastur y ha remarcado que la entidad castellano manchega pasó de ser una caja provincial --la caja de ahorros de Cuenca-- a una entidad regional y a partir de ahora tendrá una dimensión nacional e incluso internacional, cuando se apruebe el SIP previsto entre Cajastur, Caja Mediterráneo, Caja Extremadura y Caja Cantabria.

    CCM seguirá operando como Caja de Ahorros de Castilla la Mancha hasta al menos finales de agosto. Ahora se abre un período mínimo de un mes en el que "podría darse, no lo esperamos, pero podría suceder que se produjera la oposición de acreedores, de tenedores de bonos, de entidades con interés en la operación", ha explicado Barrondo.

    Pasado ese mes, se deberá inscribir la nueva entidad, el Banco CCM en el registro, y los plazos en este sentido dependerán del funcionamiento del registro.

    CUENTAS ANUALES

    Según asegura la entidad, la Asamblea General de CCM también ha dado luz verde a las Cuentas Anuales Individuales y el Informe de Gestión correspondientes al ejercicio 2009 y las Cuentas Anuales Consolidadas y el Informe de Gestión Consolidado de la Caja y de las Sociedades dependientes correspondientes al citado ejercicio. CCM cerró el ejercicio 2009 con unas pérdidas que ascienden a 549,1 millones de euros, un 25,8 por ciento menos que el ejercicio anterior.

    Asimismo, CCM asegura que los planes puestos en marcha, el Plan 5R, el Plan R1000, el Plan Recupera y el Plan Tajo han tenido un efecto positivo. Así, el ratio de morosidad referido al crédito ha descendido del 17,36 por ciento en junio al 15 por ciento en diciembre de 2009. En cuanto al ratio de morosidad total -que además del crédito a la clientela incluye riesgos contingentes y valores representativos de deuda- ha bajado del 14,15 por ciento en junio al 12,99 por ciento a 31 diciembre.

    Por otra parte, los Consejeros Generales de CCM también han aprobado la Memoria de Actividades y la Liquidación del Presupuesto de la Obra Social durante el año 2009 en el que desarrollo un total de 7.977 actividades en las que participaron más de dos millones trescientas mil personas.