19 de marzo de 2019
  • Lunes, 18 de Marzo
  • 23 de agosto de 2008

    Asevex advierte de la "incertidumbre total" en el sector vinícola ante la entrada en vigor de la nueva OCM del vino

    ALMENDRALEJO (BADAJOZ), 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

    La Asociación de Empresas Vinícolas de Extremadura (Asevex) advirtió hoy de la "incertidumbre total" que a su juicio reina en el sector ante la entrada en vigor de la nueva Organización Común de Mercado (OCM) del Vino el pasado 1 de agosto.

    En estos momentos, con la vendimia ya iniciada, según explicó en nota de prensa Asevex, no se conocen aún de una forma concreta las normas por la que se habrán de regir los industriales, especialmente en cuanto a entregas de vino para su transformación en alcohol y a la eliminación de los subproductos. Además, lamentó que tampoco se conozcan las partidas presupuestarias que el Ministerio va a dedicar a estas medidas de apoyo.

    A este "desconocimiento" se une la desaparición de los mecanismos de gestión de mercados existentes hasta ahora como las ayudas al almacenamiento de vinos y mostos y las restituciones a la exportación y la "importante crisis financiera" que según Asevex se está padeciendo. Todo esto está generando para el colectivo un "gran desconcierto e incertidumbre" en el sector a la hora de planificar la campaña que ha comenzado el 1 de agosto.

    Por ello Asevex solicitó de la Administración la "urgente clarificación" de la normativa y recomendó a las bodegas que tengan en cuenta esta situación a la hora de abordar el inicio de la campaña actual.

    Por otra parte, en cuanto a la recogida de uva que ya ha comenzado en algunas comarcas extremeñas, en las variedades más tempranas, la asociación indicó que será "bastante similar" a la del año pasado, es decir con una producción cercana a los 300 millones de litros de vino.

    A nivel nacional, afirmó que también se esperan resultados "parecidos" a la campaña pasada. En el caso de otros mercados competidores, señaló que por ejemplo Francia tendrá una producción similar a la de 2007, mientras que en Italia se espera un 10 por ciento más de cosecha.

    Finalmente, en cuanto a la calidad, Asevex dijo que se espera que sea "muy buena", debido especialmente al "buen" estado sanitario de las uvas y a unas condiciones climatológicas "apropiadas" para alcanzar una buena madurez en las fases finales del desarrollo del fruto.