15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 4 de abril de 2008

    El Ayuntamiento de Cáceres detecta otra "fuga de impuestos" por impago de plusvalías y del IAE

    El portavoz del gobierno local asegura que se ha reducido el remanente de tesorería en cinco millones de euros

    CÁCERES, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del gobierno local de Cáceres y concejal de Economía y Hacienda, Lorenzo de la Calle, anunció hoy que el ayuntamiento ha detectado "otra fuga de impuestos" a través de expedientes de plusvalías que no están liquidados y de impagos del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que se pondrán al día, al igual que se ha hecho con el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

    Así, en la rueda de prensa habitual de los viernes tras la reunión de la Junta de gobierno local, De la Calle aseguró que se han encontrado unos 2.700 expedientes de plusvalías sin liquidar que datan de 2003 "y algunos de años anteriores". La cuantía media de estos expedientes ronda los 600 ó 1.000 euros, según anunció el concejal que calificó de "otra cantidad importante" que vendrá a aumentar la recaudación municipal cuando se ponga al día.

    En el mismo sentido, dijo que también en los próximos meses se firmará un convenio con la Agencia Tributaria para que lleve a cabo una puesta al día de las personas y empresas que tributan en la ciudad por el Impuesto de Actividades Económicas porque se sospecha "que también ésta es una vía de escape de ingresos", aseveró.

    REDUCCIÓN DEL REMANENTE.

    Precisamente De la Calle achacó a esta puesta en marcha de la maquinaria de recaudación municipal que está desarrollando el consistorio y a la "política de austeridad en el gasto", el hecho de que se haya conseguido rebajar el remanente de tesorería en los últimos seis meses en 5 millones de euros aproximadamente.

    De esta manera anunció que la liquidación de las cuentas del ejercicio 2007 "está ya muy avanzada" y las cifras arrojan que mientras que en 2006 el remanente de tesorería se situaba en negativo en más de 7,3 millones de euros, ahora se ha conseguido reducir a 2,6 millones, "por lo que la gestión de ingresos empieza a producir sus frutos", dijo De la Calle.