19 de enero de 2021
4 de diciembre de 2020

El Ayuntamiento de Cáceres hará un estudio topográfico al detectarse una grieta en el terraplén de Virgen de Guadalupe

El Ayuntamiento de Cáceres hará un estudio topográfico al detectarse una grieta en el terraplén de Virgen de Guadalupe
Terraplén entre la avenida Virgen de Guadalupe en Cáceres y Rodríguez de Ledesma - EUROPA PRESS

CÁCERES, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Cáceres ha encargado un estudio topográfico en la zona del terraplén que une, a través de unas escaleras, las avenidas de Virgen de Guadalupe y Rodríguez de Ledesma. En esta zona se ha detectado un "ínfimo" corrimiento de tierra que ha provocado la aparición de grietas en el carril derecho de la avenida Virgen de Guadalupe, una vía que ha sido sometida a una importante reforma hace un año.

Así, el pasado mes de octubre se detectó el hundimiento de la mediana entre los números 18 y 20 de esta avenida que afecta a unos 200 metros cuadrados y una "profunda fisura" en el pavimento de unos 50 metros de longitud. Esta situación se achacó, en un principio, a una deficiencia en la ejecución de la obra y se le exigió a la empresa que había ejecutado la obra "la reparación inmediata", según ha indicado el portavoz del gobierno local, Andrés Licerán, en una rueda de prensa este viernes.

Licerán ha explicado que el contratista comprobó el estado de las capas de rodadura y "está bien compactado y no presenta rastros de humedad" que pudieran haber ocasionado este hundimiento, por lo que se ha descartado que las deficiencias provengan de la ejecución de obra.

Ante esta circunstancia, se procedió a encargar un estudio geotécnico para conocer qué provocaba estos hundimientos y se ha confirmado que "no hay un deterioro en los materiales del terraplén que pueda explicar estas patologías", pero en el talud oeste del terraplén "hay algunas evidencias que podrían ser compatibles con signos de inestabilidad" y "podría haber algún tipo de movimiento".

El portavoz ha lanzado un mensaje de tranquilidad porque ese movimiento es "ínfimo y súper leve", ha subrayado, por lo que "no corre ningún peligro", pero hay que acometer los estudios necesarios para saber cuál es el problema.

Por ello, la Junta de Gobierno local ha acordado este viernes contratar un estudio topográfico de la zona por un importe de 15.600 euros que medirá esos "posibles mini desplazamientos" o "posibles corrimientos de tierra", ha dicho Licerán que insiste en que no hay peligro para los vecinos.

"El ayuntamiento está vigilando cualquier consecuencia y se ha procedido a garantizar que no se genere un peligro", ha dicho el portavoz, que ha pedido que "no se genere alarma", por favor, porque el estudio topográfico se hará para poder ver qué actuaciones tomar y por si hay que hacer algún tipo de obra de emergencia, de refuerzo, o alguna actuación sobre dicho terraplén", ha concluido.