20 de noviembre de 2019
  • Martes, 19 de Noviembre
  • 14 de marzo de 2008

    El Ayuntamiento de Mérida iniciará acciones judiciales contra Vargas por sus declaraciones sobre una venta de terrenos

    MÉRIDA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Mérida iniciará acciones judiciales contra la portavoz del Grupo Municipal Popular, Pilar Vargas, y otros miembros del PP por sus declaraciones en las que calificaba de "pelotazo urbanístico" la venta de un terreno municipal a la empresa Bekinsa.

    Así lo anunció hoy la portavoz municipal, María Ascensión Murillo, en una rueda de prensa que ofreció tras la Junta de Gobierno Local celebrada hoy y en el que se acordó dar órdenes al gabinete jurídico de este ayuntamiento "para iniciar las acciones judiciales oportunas contra aquellas personas, entre otras la portavoz del equipo municipal popular, que han asegurado que este equipo de gobierno ha permitido un pelotazo urbanístico".

    Murillo se refería a unas declaraciones que realizó Pilar Vargas hace unos días, y en las que asegura que el equipo de gobierno había vendido 39.382 unidades de aprovechamiento urbanístico, que suponen dos sistemas generales con una extensión de 143.000 metros cuadrados, por 187.500 euros, en lugar de la cantidad "más normal" que a su juicio, sería de 11,5 millones.

    Unas declaraciones de Vargas que a juicio de la portavoz municipal "no se puede soportar" ya que en ellas "ha habido incluso una ocultación de datos", señaló Murillo, quien explicó que en esta operación ha habido una permuta, una compensación de terrenos, por el que se ha compensado al ayuntamiento con una cantidad de dinero más una parte de suelo que han sido más de 43.000 metros cuadrados.

    "Por tanto no vamos a permitir este tipo de injurias y se procede a iniciar las acciones judiciales que determine el gabinete jurídico", explicó Murillo.

    OPERACIÓN AVALADA POR TÉCNICOS.

    En ese sentido se pronunció también el alcalde de Mérida, Ángel Calle, quien aseguró que no va "a consentir de ninguna manera que a este equipo de gobierno se le acuse de eso", ya que según aseguró, este gobierno "podrá meter la pata, pero la mano nunca", y resaltó que esta operación a la que se refirió Vargas "está avalada por todos los informes técnicos", dijo.

    Añadió Calle que los responsables de la empresa implicada en esta operación "están indignados", y están "dispuestos a utilizar todos los instrumentos en sus manos para ir contra quienes le acusan de corrompedora". "No lo vamos a consentir, eso de la otra mejilla conmigo no va", aseveró el alcalde.

    A juicio, estas declaraciones demuestran por un lado "ignorancia" por parte de Vargas, de la que dijo que "no sabe nada, es una profunda ignorante", y demuestran además en opinión del alcalde, "muy mala fe".

    "Cuando un promotor tiene suelo de sistema general donde se pueden haber hospitales, guarderías, o colegios, el ayuntamiento tiene la obligación de rescatar ese suelo y compensarlo por otro", y eso es lo que se ha hecho, explicó Calle, quién añadió que en esa operación el Ayuntamiento de Mérida ha cobrado 187.000 euros y otros 43.000 metros cuadrados de terreno.

    Así, advirtió que "cualquier cosa que diga en este sentido terminará en los tribunales", aunque reconoció que "no nos gusta "judicializar la vida política, pero tenemos una dignidad personal y política", dijo.

    COMPRA DE CARCESA POR NUEVA RUMASA.

    Por otra parte, y a preguntas de los periodistas, el alcalde de Mérida se refirió a la compra de la fábrica de Carcesa por el grupo Nueva Rumasa, de la que dijo que "Carcesa es a Mérida como Lola Flores a España".

    Añadió Calle que Carcesa "es una seña de identidad de la ciudad", a la que aseguró tener "un cariño especial", por lo que mostró su intención de que "la factoría siga en Mérida, que el valor añadido de la producción se quede en Extremadura y que no se pierda ni un solo puesto de trabajo".

    Explicó el alcalde de Mérida que se ha puesta en contacto con la empresa Kraft, vendedora de la fábrica, y esta empresa "le ha garantizado" la continuidad de la empresa y los puestos de trabajo. "Por lo tanto yo espero que siga siendo así", concluyó.