6 de agosto de 2020
14 de noviembre de 2014

La Casa del Sol y la iglesia de la Preciosa Sangre de Cáceres, Bien de Interés Cultural

La Casa del Sol y la iglesia de la Preciosa Sangre de Cáceres, Bien de Interés Cultural
EUROPA PRESS

CÁCERES, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Casa del Sol, la iglesia de la Preciosa Sangre o de San Francisco Javier y el convento anexo, actual centro cultural San Jorge y sede de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD), ya han sido declarados Bien de Interés Cultural (BIC) una vez que la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura ha dictado una resolución tras retomar, hace más de un año, un expediente que se inició en 2004.

   Así lo ha asegurado este viernes el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cáceres, Jorge Carrasco, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno semanal en la que se ha tenido conocimiento de que se ha dictado la resolución para que estos tres edificios emblemáticos de la parte antigua cacereña adquieran esa especial protección.

   Ahora, con esta protección esos tres inmuebles que ocupan un lugar preferente en la parte antigua de la capital cacereña, podrán acogerse a las ventajas de ser BIC de manera que, según la legislación extremeña, el Gobierno regional podrá promover ayudas para su restauración y el acceso a créditos oficiales para financiar obras de rehabilitación. Además, los bienes de interés cultural están exentos de pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y tampoco abonan las tasas por obras de reforma.

   La Casa del Sol o de los Solís es una casa-fortaleza de estilo gótico, que fue levantada en el siglo XV y reformada en el XVI. El elemento más significativo de la fachada es el escudo familiar, un sol con rostro humano cuyos rayos superiores aparecen mordidos por cabezas de dragón, todo ello coronado por un yelmo.

   La iglesia de San Francisco Javier, conocida como la Preciosa Sangre es un templo jesuita situado en la plaza de San Jorge de estilo barroco que fue construido en el siglo XVIII. Se levantó junto al convento anejo, conocido ahora como centro cultural San Jorge, que también ha obtenido el reconocimiento BIC.

   El arquitecto Pedro Sánchez Lobato diseñó esta iglesia sobre una planta de cruz latina, con capillas laterales comunicadas y fue construida sobre un gran desnivel que presenta la plaza y que sirve para darle majestuosidad al conjunto en el que destacan las dos torres de la fachada principal. Actualmente no se rinde culto en su interior y en la cripta se construyó el Centro de Interpretación de la Semana Santa y se recuperó un gran aljibe.

   Por último el centro cultural San Jorge, actual sede de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD) de Extremadura, es un edificio anejo a la iglesia que fue construido por los jesuitas con la finalidad de un convento para los hermanos de la congregación y que después ha tenido otros usos.

   La petición de declaración de Bien de Interés Cultural partió en 2004 del Obispado de Coria-Cáceres ya que el templo y la casa son de la Iglesia, mientras que el convento, que durante muchos años fue una residencia universitaria femenina, lo utiliza ahora la Administración regional.

OTROS ASUNTOS

   Por otro lado, Carrasco también ha informado de que la Junta local de Gobierno ha conocido la adjudicación del contrato de la obra de ampliación de comedor escolar, la biblioteca y aseos en el Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Delicias. Una obra que realizará la empresa Construcciones Hidráulicas y Viales, SA/Proexsa, Proyectos y Obras Extremeñas, SA, por un importe de más de 516.000 euros y en un plazo de ejecución de 12 meses.

   Las obras, muy demandadas por los padres y por la comunidad educativa de este centro escolar público, consistirán en remodelar unas instalaciones para construir un comedor escolar para unos 50 usuarios, además de una nueva biblioteca, y aseos y vestuarios en la planta baja, para mejorar la accesibilidad.

   Según ha indicado Carrasco se trata de "una inversión muy importante para el centro" con la que se da "respuesta" a esta demanda que se ha venido realizando durante años por parte de la comunidad educativa.