21 de julio de 2019
16 de febrero de 2008

La CGT asegura que las horas extras para clases de refuerzo son un "retroceso" de los derechos laborales del profesor

MÉRIDA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Confederación General de Trabajadores (CGT) de Cáceres aseguró hoy que las horas extras, por parte del profesorado, para impartir clases de refuerzo que la Junta de Extremadura propone como medida para mejorar el sistema educativo son un "retroceso" de las condiciones laborales, por lo que realizó un llamamiento a los profesores para que no se ofrezcan a realizar dichas clases.

En nota de prensa, CGT indicó que le parece "vergonzoso" que las administraciones públicas, y lo que es "más incomprensible" para la confederación, los sindicatos, "fomenten una medida tan regresiva en lo laboral como las horas extras, en lugar de puestos de trabajo y salarios dignos, plantillas suficientes y empleos estables".

La confederación explicó que todas estas conclusiones las vierte tras analizar la Instrucción 3/2008 de la Dirección General de Calidad y Equidad Educativa, sobre Recuperación y Planes de Refuerzo.

Así, informó de que las medidas que se proponen en la instrucción "más que un carácter educativo tienen un sentido asistencial, y en el fondo pueden tener un efecto antipedagógico", puesto que según añadió "los centros no pueden convertirse en centros de día donde mantener entretenidos a los adolescentes".

Por ello, la CGT aseguró que la solución al fracaso escolar no puede venir "de sobrecargar" de horas lectivas a alumnos y profesores, sino de una "inversión real" en calidad educativa a través de medidas.

Entre estas medidas la CGT citó la ampliación de plantillas de profesores, educadores sociales, orientadores y profesores de apoyo; la disminución de las ratios; una mayor flexibilidad organizativa; y un incremento de desdobles donde sea necesario; así como una mayor atención a la diversidad; y la dotación de espacios "suficientes y adecuados" en los centros. Sobre este respecto, añadió la CGT que "existe una evidente carencia de aulas y espacios polivalentes y libres de ordenadores y mobiliario fijo".

En definitiva, la confederación consideró que "hay que invertir más en personas y menos en máquinas", por lo que realizó un llamamiento los profesores para que no se ofrezcan a realizar horas extras de refuerzo por la tarde.

Por último, recordó que esta medida es un "retroceso en las condiciones laborales del profesorado y supone una punta de lanza para acabar con la jornada continua, conseguida tras mucha lucha y esfuerzo, y para terminar ligando los salarios a la productividad, en una nueva vuelta de tuerca al proceso de mercantilización que sufre la educación pública".