21 de septiembre de 2020
12 de agosto de 2020

Cinco detenidos en Valencia por estafar 34.000 euros a una empresa agropecuaria de Tierra de Barros

Cinco detenidos en Valencia por estafar 34.000 euros a una empresa agropecuaria de Tierra de Barros
Un agente delante de pantallas de ordenador. - GUARDIA CIVIL

MÉRIDA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido e investigado a cinco vecinos de Valencia como presuntos autores de los delitos de estafa, falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal, acusados de apropiarse de 34.000 euros de una empresa del sector agropecuario de la comarca de Tierra de Barros, en Badajoz.

La operación 'Miale' la ha desarrollado el Equipo de Investigación Tecnológica de la Guardia Civil de Badajoz (EDITE), con la colaboración del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ibiza.

Iniciaron la investigación el pasado mes de mayo a raíz de la denuncia presentada por la empresa afectada, quien relataba a los agentes que tras haber realizado una venta de 140 cochinos ibéricos que tenía acordada con otra empresa salmantina de productos ibéricos y la posterior remisión por correo electrónico de la factura de 34.000 euros, con información del numero de cuenta donde proceder al ingreso, la empresa compradora no procedió a pagar la cantidad adeudada.

Tras contactar con la empresa salmantina, ésta manifestó haber trasferido la citada cantidad de dinero a la cuenta bancaria cuyo número le habían facilitado mediante el correo electrónico. Sin embargo, luego se percataron de que la cuenta no era de la empresa pacense y que podrían haber sido víctimas de una estafa.

Ante los hechos denunciados, el EDITE de la Guardia Civil de Badajoz, desarrolló un operativo de investigación tecnológica, analizando sistemas informáticos, correos electrónicos y documentos bancarios, con los que consiguieron obtener pruebas incriminatorias de la acción delictiva llevada a cabo por expertos delincuentes mediante el método conocido como "Man in the middle", informa en una nota de prensa.

En concreto, se trata de expertos en hackear, leer, insertar y modificar a voluntad los "e-mails", entre las dos partes, normalmente empresas comerciales y sin que ninguna de ellas conozca que el enlace entre ambas ha sido interceptado por ciberdelincuentes.

Desde ese momento entran en escena suplantando y enviando un correo electrónico (supuestamente emitido por la empresa a la que tienen que abonar la factura), a la empresa que debe hacer el pago, facilitando un número de cuenta bancaria para efectuar la transferencia.

Esta cuenta va a nombre de una persona, también integrante del grupo, que actúa como "mula económica", un mero intermediario, testaferro que cobra el dinero y lo entrega a otros miembros de la red a cambio de un porcentaje estipulado entre ellos.

Con la identidad de los cinco integrantes del grupo criminal, el EDITE con la colaboración del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ibiza, consiguieron localizarlos y detenerlos en las localidades de Valencia, e Ibiza, bloqueándoles cuatro cuentas bancarias utilizadas por las "mulas económicas" donde se recuperaron 19.000 euros, parte del dinero estafado.

Las diligencias instruidas por los delitos de estafa, falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal fueron puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Villafranca de los Barros.

CONSEJOS

Para evitar este tipo de estafas, la Guardia Civil aconseja adoptar una serie de medidas de seguridad informática en las empresas, mediante actualización de software, antivirus, etc, en los equipos informáticos.

También que el personal de la empresa reciba formación, especialmente el dedicado a cometidos de contabilidad, informándoles de las estafas que pueden darse en el sector empresarial. Antes de efectuar el pago es conveniente confirmar el mismo con la empresa que lo solicita, vía telefónica o mediante videoconferencia.

Si se hacen pagos habituales a una cuenta bancaria y se reciben las indicaciones en correo electrónico sobre un cambio de datos de la misma, hay que verificar dicho extremo previamente por llamada de teléfono o videoconferencia.

También sospechar de correos electrónicos con errores ortográficos que puedan resultar llamativos o que contengan enlaces ejecutables, con mensajes como 'clique para ver la factura'.

Si se reciben correos insistentes para el requerimiento de pagos, confirmarlos con la empresa solicitante de la transferencia y, en caso de detectar o ser victimas de ciberestafas denunciarlo de inmediato.

Para leer más