21 de enero de 2020
  • Lunes, 20 de Enero
  • 6 de diciembre de 2019

    Colectivos ecologistas tachan de "vergüenza" que PSOE, PP y Cs quieran "gastar dinero público en promover monterías"

    Colectivos ecologistas tachan de "vergüenza" que PSOE, PP y Cs quieran "gastar dinero público en promover monterías"
    Una rehala de podencos (Foto de archivo). - EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA - ARCHIVO

    MÉRIDA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Colectivos ecologistas de la región han tachado este viernes de "vergüenza" la iniciativa aprobada en la Asamblea de Extremadura este pasado jueves, con los votos de PSOE, PP y Ciudadanos, para instar a la Junta a resolver positivamente la solicitud formulada para que la montería y la rehala sean declaradas como Bien de Interés Cultural (BIC) en la comunidad.

    En una nota de prensa firmada por 61 colectivos, tanto ecologistas como de protección animal, educadores caninos, veterinarios o abogados, tachan de "despropósito" que PSOE, PP y Ciudadanos quieran "gastar dinero público en promover monterías".

    La propuesta, que presentada por Ciudadanos, contó con el apoyo de PSOE y PP, y únicamente con los cuatro votos en contra de Unidas por Extremadura, una votación que a juicio de estos colectivos, no refleja el sentir de la mayoría social extremeña", ya que esta actividad está "asociada a personas de alto poder adquisitivo" por lo que "menos de un 1 por ciento de los extremeños cazan en monterías".

    Ante esta situación, estos colectivos consideran "asombroso" que "un partido que se llama socialista apoye esta actividad tan elitista proponiendo dedicar dinero público a su protección y promoción", y señalan además que "muchos votantes de PP y Ciudadanos están en contra de pagar impuestos para dedicarlos a este fin".

    Finalmente, las asociaciones creen "un disparate" esta declaración que, según señalan, "daría acceso a protección pública y ayudas a esta
    actividad que es rechazada por buena parte de la población", y alertan además que las rehalas "ponen en riesgo a especies protegidas, tienen un impacto negativo en el turismo rural y de naturaleza y conllevan sufrimiento animal".