22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 4 de abril de 2008

    La consejera de Educación pide "cautela" y esperar al "resultado" del Plan de Refuerzo Educativo para valorarlo

    MÉRIDA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La consejera de Educación de la Junta, Eva María Pérez, señaló hoy que hay que ser "cautos y esperar a los resultados" para valorar el Plan de Refuerzo Educativo que su departamento pretende llevar a cabo para alumnos de ESO, y aclaró que el objetivo es que "el menor número de alumnos tenga que realizar las pruebas extraordinarias de junio".

    Así contestó hoy Pérez en una rueda de prensa en Mérida para presentar la asignatura 'Empresa Joven Europea' a las críticas a este plan lanzadas por el PP de Extremadura y sindicatos de profesores quienes, en su opinión, se "han anticipado" a los resultados.

    Por un lado, el sindicato PIDE señaló que el Plan de Refuerzo Educativo contempla "medidas extemporáneas" que "nunca han sido solución para nada" y STE-EX dijo que el rechazo a este plan está siendo "masivo" y sólo un porcentaje reducido del profesorado se ha mostrado dispuesto a impartir las clases.

    Además, el secretario general del PP de Extremadura y portavoz de Educación del partido, César Díez Solís, señaló que este programa de refuerzo es un "nuevo intento de maquillar los datos del fracaso escolar" y consideró que "rebajará aún más los niveles mínimos para los estudiantes".

    Pérez explicó que dar clases de refuerzo a los alumnos que lo necesitan con el objetivo de que no tengan que hacer pruebas extraordinarias en junio "parece bueno", aunque "se podrá estar de acuerdo o no con las políticas de la Junta para conseguirlo".

    Además, dijo que desde 2005 se llevan a cabo programas de este tipo con los programas de orientación, apoyo y refuerzo educativo, impartido "voluntariamente" por profesores de primaria y secundaria, en algunos casos en horario de tarde.

    "Nuestro objetivo es el éxito", insistió la consejera, quien anunció que la próxima semana se informará sobre el número de institutos participantes. "Yo creo que no hay nada malo en que haya profesores implicados que quieran prestar este refuerzo remunerado, con 40 euros la hora, para alumnos con riesgo de tener que acudir a las pruebas extraordinarias", apuntó.

    También dijo que hay profesores que no quien dar estas clases "y no pasa nada, porque se trata de clases de refuerzo "voluntarias" durante las tardes y "el horario del profesor y del alumno es el que es".

    Preguntada por la opinión que han expresado las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos sobre este tema, Pérez explicó que en una reunión con la Junta Directiva de la Federación Regional Extremeña de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos para hablar de este programa, sus representantes mostraron su satisfacción.

    Asimismo, desde la Consejería se le manifestó que "la implicación de los padres es una condición indispensable para que sus hijos participen en este programa". En este sentido, la consejera añadió que se mostraron satisfechos "no sólo porque este programa supone que no tengan que llevar a sus hijos a una academia sino también porque sea el propio profesorado del instituto el que impartirá esas clases de refuerzo y el que va a propiciar que si, hay un alumno con riesgo de tener que realizar la prueba extraordinaria de junio, no vaya".

    No obstante, la titular regional de Educación recordó que se trata de un programa "experimental", del que se tiene buenas perspectivas para su puesta en marcha pero que, "si no se obtienen buenos resultados desaparecerá".