21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 21 de febrero de 2010

    CSI-F se felicita por la decisión de Vara de reducir el número de altos cargos y asesores de la Junta de Extremadura

    El sindicato defiende que los sueldos de los empleados públicos de libre designación "triplican" los de cualquier funcionario de carrera

    MÉRIDA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El sindicato CSI-F Extremadura se felicitó por la decisión del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, de reducir el número de altos cargos y asesores de su gobierno como una "medida más de ejemplo contra la crisis".

    En nota de prensa, CSI-F recalcó que con esta disposición se cumple una de las peticiones que desde este sindicato se ha hecho a todas las administraciones públicas extremeñas, ya se trate de la Junta, diputaciones o ayuntamientos, además de la estatal.

    CSI-F exigió que "se deje de atacar" a los empleados públicos, ya que "ni son los culpables de la crisis ni sobra ninguno de los que hay. Lo que sobran son los numerosos altos cargos".

    "Asesores nombrados a dedo, con sueldos medios que triplican los de cualquier funcionario y que oscilan entre los 80.000 y los 60.000 euros al año que es tres veces lo que gana un empleado público, e incluso, en algunos casos lo cuadriplica ya que el grueso de la función pública está compuesta por trabajadores de los grupos E y D que no llegan, ni tan siquiera, a ser mileuristas", aseguró CSI-F.

    De esta forma, el sindicato CSI-F velará para que los empleados públicos no sean "una vez más los grandes sacrificados" de esta crisis.

    "Rechazamos el empleo público en precario y por ello, nos acogemos con satisfacción la decisión del presidente del Ejecutivo regional de reducir el número de asesores políticos y de altos cargos. Eso sí, esperamos que cunda el ejemplo y que las diputaciones provinciales y los ayuntamientos tomen la misma decisión", insistió.

    Así, consideró que las "cuentas son claras" y que es "aquí de donde se puede reducir el gasto público. Si las funciones de estos cargos fueran asignadas a los empleados públicos, se produciría un importante ahorro de gasto público".