23 de enero de 2021
27 de noviembre de 2020

CSIF muestra su preocupación por el confinamiento del CIS Dulce Chacón de Cáceres ante la falta de dotación de personal

CÁCERES, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha alertado este viernes de que los funcionarios de la prisión de Cáceres se están viendo obligados a realizar servicios en el Centro de Inserción Social (CIS) Dulce Chacón por la falta de dotación de personal.

Una situación que se vio agravada este pasado jueves por los positivos por Covid-19 de un funcionario y de un interno, además de que otro trabajador se encuentra en cuarentena a la espera de que le realicen la PCR.

Estos positivos por coronavirus han desembocado en la cuarentena de todos los internos del CIS, por lo que el centro ha pasado al confinamiento total hasta el próximo 4 de diciembre, según informa el sindicato CSIF en nota de prensa.

En este sentido, CSIF califica de "nefasta" la planificación de la plantilla de la prisión y del propio Centro de Inserción Social que tiene una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) propia, pero que "la administración penitenciaria no la dota del personal necesario para cubrir el servicio de este centro".

Ante esta situación, el sindicato ha mostrado su rechazo a que "se detraiga personal de la prisión para realizar trabajos en el CIS cuando el penal también carece de recursos humanos suficientes por la jubilación, este año, de 17 trabajadores", señala.

Ante esta situación, CSIF ha solicitado al director del centro, Nahum Álvarez, que haga las gestiones necesarias ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, para que los 21 funcionarios que actualmente están en prácticas permanezcan en el penal cacereño una vez resuelto el concurso de traslado.

Además, le ha instado a que solicite otra asignación de trabajadores "para reponer las bajas por jubilaciones y los pases a segunda actividad", concluye el sindicato.