9 de agosto de 2020
9 de julio de 2020

Los ediles cacereños Alcántara y Díaz piden responsabilidades políticas y técnicas por el fallido trasvase de Portaje

Los ediles cacereños Alcántara y Díaz piden responsabilidades políticas y técnicas por el fallido trasvase de Portaje
Los concejales no adsctitos en el Ayuntamiento de Cáceres Mar Díaz y Francisco Alcántara - EUROPA PRESS - ARCHIVO

Solicitan que la CHT retome el proyecto de construcción de una presa en el río Almonte

CÁCERES, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

Loa concejales no adscritos del Ayuntamiento de Cáceres Francisco Alcántara y Mar Díaz han registrado una moción al Pleno ordinario del próximo jueves, día 16, en la que instan al Gobierno de España a que se depuren responsabilidades políticas y técnicas en relación al fallido trasvase de agua desde el pantano de Portaje al embalse del Guadiloba, una obra que "ha costado 60 millones de euros al erario público" y que no ha sido concluida.

En concreto, la petición va dirigida al Ministerio para la Transición Ecológica, a la Secretaría General del Agua, a la Dirección General del Agua y a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), órganos a los que se les pide que pongan en marcha "una solución alternativa de calidad y sostenible para el suministro de agua a la ciudad de Cáceres" y que se retome el proyecto de construcción de una presa en el Almonte.

En la moción se recuerda que el embalse de Cáceres se construyó en 1971 en el río Guadiloba, pero resulta pequeño para la demanda actual, por lo que en 1992 se hizo una obra de emergencia para bombear agua desde el río Almonte, desde la cola del pantano de Alcántara, y alimentar al Guadiloba, que tiene una capacidad de 20 hectómetros cúbicos.

En 2005 se anunció que la solución definitiva sería una captación a 65 kilómetros de Cáceres desde el embalse de Santa María en la localidad cacereña de Portaje, pero la inviabilidad de este proyecto "ha convertido al trasvase del Almonte en el principal recurso para abastecer de agua a la ciudad impulsándola hasta el Guadiloba", recoge el texto de la moción que añade que ésta "no es una solución que garantice que siempre haya suministro", ya que por debajo de la cota 192 no hay seguridad de que se pueda trasvasar.

Este trasvase se consideraba un apoyo "coyuntural" de suministro a la ciudad pero en la actualidad se ha convertido en un sistema "imprescindible" para garantizar la continuidad del abastecimiento, por lo que Alcántara y Díaz consideran que "si hubiera paradas prolongadas en este trasvase, se podría llegar a producir alguna situación de desabastecimiento".

"Estamos ante una de las cuestiones pendientes desde hace décadas, agravada por que la obra del trasvase desde el embalse de Portaje, que comenzó en 2007, con un presupuesto inicial de 49 millones de euros, que requirió un modificado posterior en otros 10 millones de euros, ha pedido la resolución del contrato, pasando a estar en suspensión temporal total, debido al problema técnico insalvable de salvar los ríos Tajo y Almonte", apunta la moción, que ironiza con que estos dos ríos "lógicamente" no han cambiado su curso desde la redacción técnica del proyecto original del trasvase desde Portaje a Cáceres".

Por todo ello, en la moción proponen que "se depuren las responsabilidades políticas y técnicas derivadas de este fiasco que ha costado 60 millones de euros al erario público, y que distorsiona las cifras de inversión efectiva por parte del Estado en la provincia de Cáceres en las últimas décadas".

Además, se solicita que se busque "una nueva solución alternativa urgente que aporte agua de manera sostenible y de calidad a la ciudad de Cáceres", por lo que apuestan por que se retome el proyecto abandonado de construir una presa sobre el Almonte, y que se incluya esta posibilidad en el marco de la elaboración de los planes hidrológicos del siguiente ciclo de planificación de la Confederación Hidrográfica del Tajo.