8 de agosto de 2020
19 de mayo de 2010

Extremadura y Comunidad Valenciana cuentan con un número de reumatólogos inferior al necesario, según la SER

MADRID/MÉRIDA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Las comunidades de Extremadura o Valencia cuentan con un número de reumatólogos inferior al necesario, según afirmaron los especialistas reunidos en el 'XXXVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología' (SER), que se celebra hasta el próximo viernes en Tarragona.

Asimismo, en España debería haber al menos un reumatólogo por cada 50.000 habitantes para atender las necesidades de los pacientes, sin embargo, sólo Cataluña y Madrid se acercan a los estándares recomendados, superando los 300 especialistas, según los mismos especialistas.

En el extremo opuesto, la insularidad es el principal escollo con el que se encuentran Canarias y Baleares para no llegar a este mínimo. "Además, no en todas las islas que componen ambos archipiélagos hay reumatólogos, lo que complica más aún el acceso de los pacientes a las consultas", subraya la presidenta de la SER, la doctora Rosario García de Vicuña.

En esta misma línea, Castilla y León cuenta con 35 especialistas en este área lo que, al ser la comunidad autónoma más extensa en cuanto a territorio, hace que los pacientes tengan que desplazarse a "grandes distancias" para acudir a la consulta.

Andalucía, Murcia o La Rioja se encuentran dentro de cifras "aceptables", pero "siempre con la salvedad de que probablemente en poco tiempo el número de especialistas será insuficiente debido a que el 50 por ciento de los mayores de 65 años está afectado por alguna patología reumática, y éste es el grupo de población que más crece año tras año", explican desde la SER. Por su parte, Extremadura o la Comunidad Valenciana, tienen un número de especialistas inferior al necesario.

En cuanto al reparto dentro de cada región, el presidente del comité organizador local del congreso, el doctor Josep Pujol i Costa, apunta que es "bastante desigual". "En Tarragona, por ejemplo, actualmente hay una importante carencia de profesionales, sólo cuenta con nueve reumatólogos cuando, por número de habitantes debería tener al menos veinte", señala.

Actualmente la artrosis --de mano, rodilla o cadera-- es la patología reumática más prevalente y afecta a más de un 16,6 por ciento de españoles, según datos de la SER. Le siguen la cervicalgia y la lumbalgia, con una incidencia del 15,9 y 14,8 por ciento respectivamente.

Otras enfermedades como la artritis reumatoide, no se dan con tanta frecuencia --afectan al 0,5% de la población--, pero son "de gran importancia" debido a su gravedad y a que "afectan a personas en edad productiva, lo que conlleva unos enormes gastos tanto directos como indirectos en forma de bajas laborales", explican.