12 de noviembre de 2019
5 de julio de 2010

Extremadura registra cada año más de 100 casos de cáncer de piel por melanomas

BADAJOZ, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La comunidad autónoma de Extremadura registra cada año más de 100 casos de cáncer de piel por melanomas, según datos facilitados por diferentes expertos durante la presentación este lunes de una campaña de la Asociación Española contra el Cáncer de Badajoz.

La campaña, titulada 'Plántale cara al sol', trata en concreto de concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de protegerse ante los rayos solares.

La presidenta de la Junta Provincial de Badajoz de la Asociación Española Contra el Cáncer, Ana Rosa Murillo, el dermatólogo Ginés Sánchez y el representante del Colegio de Ópticos de Badajoz, Luis Colorado, han presentado este lunes la campaña 'Plántale cara al Sol' para concienciar a la ciudadanía de la necesidad de protegerse ante los rayos solares.

En la presentación, el dermatólogo Ginés Sánchez ha recalcado que la prevención solar es "fundamental" así como la utilización de fotoprotectores y no tomar sol a ciertas horas, de 12,00 a 16,00 horas, para evitar el riesgo de contraer un cáncer de piel.

De esta manera, ha informado de que existen dos tipos de cáncer de piel, de melanoma y no melanoma, siendo el de melanoma el "más agresivo". Sobre esto, ha apuntado que uno de los factores causantes del melanoma es la radiación ultravioleta, fundamentalmente por la exposición inadecuada al sol o a otras fuentes artificiales, como las lámparas bronceadoras de ultravioletas.

Asimismo, Sánchez ha destacado que cada año se producen "más de 10 melanomas por cada 100.000 habitantes" por lo que "en Extremadura se producen más de 100 casos de cáncer de piel" anualmente.

Por este motivo, ha insistido en que la mejor manera de prevenir la enfermedad son revisiones anuales dermatológicas, cada seis meses para grupos de riesgos, protección mínima de factor 30, tomar el sol a primeras horas y últimas del día progresivamente, y volver a utilizar protección cada dos horas si se sigue tomando el sol y tras bañarse.

DETECCIÓN

Además, el dermatólogo ha informado que los cambios que se producen para detectar un posible melanoma son la asimetría, el crecimiento en los bordes de los lunares, colores diferentes en un mismo lunar, un diámetro de seis milímetros y una elevación y evolución rápida.

Por su parte, como representante del Colegio de Ópticos, Luis Colorado, ha recalcado también la necesidad de prevenir igualmente a nuestros ojos de las radiaciones ultravioletas especialmente con gafas solares con filtros de un grado 3 ó 4 para la playa y con colores principalmente grises seguidos del marrón y el verde.

Por último, ha destacado especialmente la protección de los ojos de los niños ya que según ha recalcado el 75 por ciento de la radiación ultravioleta que reciben los ojos es antes de los 18 años, y los mayores tienen su vista "más protegida que los pequeños", ha incidido.