21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 29 de junio de 2008

    El extremeño Fernando Clemente presenta su visión de Villafranca de los Barros en un libro de fotografías

    VILLAFRANCA DE LOS BARROS (BADAJOZ), 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presente de la localidad pacense de Villafranca de los Barros (Badajoz) se recoge a través de 74 imágenes plasmadas en la última obra del villafranqués, Fernando Clemente Morales.

    Licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, aficionado al mundo de la fotografía y la imagen, y trabajador de la Casa de la Cultura, Clemente acaba de presentar el libro 'La respiración contenida. Retratos a la recacha', editado por Estrategias Alternativas Extremeñas.

    La presentación de su obra coincidió con las numerosas citas que tienen lugar estos días en la localidad pacense con motivo de la Feria del Libro, precisamente anoche el autor firmaba libros en el entorno de la casetas de la feria, ubicadas en la Plaza de España.

    Clemente presenta un dispar compendio de imágenes en un libro que ha levantado gran expectación, donde se encuentran hombres y mujeres, profesiones diferentes, desde políticos, artesanos, artistas, periodistas, ancianos, jóvenes, niños, músicos y muchas más.

    En declaraciones a Europa Press, Clemente explicó que no tuvo un criterio a priori, sino que una foto le iba llevando a la siguiente en muchas ocasiones. "Cuando veo el libro estoy seguro de que si lo hubiese hecho otra persona hubiese elegido a otros personajes, lo que me lleva a pensar que es una elección muy personal", agregó.

    El libro ya se encuentra en todas las librerías y también puede adquirirse en las casetas de la Feria del Libro que permanecerán instaladas hasta esta noche de domingo en la Plaza de España, donde además se celebrará un concierto de la Banda Municipal de Música de la localidad.

    Fernando Clemente confesó haber estado a solas muchas veces con el libro. "Cuando uno prepara un libro es suyo mientras que no es público, luego casi no te pertenece y surge la sensación de vacío", indicó.

    El propio autor reconocía que una vez el libro ha sido presentado comienza un periodo de "vacío" en el que el autor siente "cada vez menos suya" la obra. "La coincidencia entre quienes aparecen en el libro es que de alguna u otra manera me han condicionado de alguna manera", dijo. "Es un retrato de un pueblo desde mi punto de vista", añadió.