20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 25 de agosto de 2008

    Los extremeños son los empleados que reconocen sentir menos dificultad al regresar al trabajo tras las vacaciones

    MÉRIDA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El 23 por ciento de los empleados extremeños reconoce que siente dificultad a la hora de regresar al trabajo tras las vacaciones, mientras que la cifra media nacional se eleva hasta el 49 por ciento, según datos de una encuesta realizada por la empresa de recursos humanos 'Alta Gestión', y que recoge Europa Press.

    De este modo, los extremeños son los españoles que menos dicen sentir dificultades de reincorporación al trabajo tras el descanso vacacional, mientras que los baleares, vascos, castellano-manchegos y canarios son los que más dicen sentir dicha sensación.

    Según el estudio, realizado entre más de 1.000 de sus trabajadores, puestos a disposición en diferentes empresas y sectores de actividad a nivel nacional, un 49 por ciento de los entrevistados reconoce que siente dificultades para reincorporarse a su puesto de trabajo tras regresar de sus vacaciones de verano, frente a un 51 por ciento que dice no sentir ningún tipo de dificultad para volver a trabajar.

    Aún así, preguntados por si creen que realmente existe el denominado estrés o síndrome postvacacional en sentido estricto, un porcentaje algo mayor, el 61 por ciento, considera que sí existe.

    Los datos de la encuesta revelan que el porcentaje de trabajadores que asegura sentir dificultad a la hora de volver a trabajar tras su período vacacional es algo mayor entre las mujeres (51%) que entre los hombres (48%). Además, estos últimos son mayoría a la hora de considerar que el estrés o síndrome postvacacional no existe y que es un invento de la sociedad, un 43% de los hombres frente a un 34% de las mujeres.

    Por edades, se puede observar cómo a medida que va aumentando la edad de los trabajadores encuestados, menor es el porcentaje que dice sentir dificultad para reincorporarse al trabajo tras el período de descanso estival. Del mismo modo, a medida que aumenta la edad de los empleados, disminuye el porcentaje de personas que piensa que realmente existe el síndrome o estrés postvacacional.

    Por comunidad autónoma, la encuesta refleja que los trabajadores baleares son los que dicen encontrarse con mayor dificultad de reincorporación a la hora de regresar a su rutina de trabajo diaria (71%), seguidos por los vascos, con un 63%, castellano-manchegos (60%) y canarios (58%).

    En el lado contrario, se encuentran los empleados extremeños, entre los cuales tan solo un 23% dice sentir dificultad a la hora de regresar a su puesto de trabajo tras sus vacaciones. A estos les siguen los aragoneses (36%), los gallegos (37%) y los navarros (39%).

    AJUSTARSE AL HORARIO

    Asimismo, en general, la situación más difícil de retomar para los trabajadores a la hora de volver a trabajar tras las vacaciones de verano, es ajustarse de nuevo a un horario laboral, según apunta un 40 por ciento de los encuestados y la vuelta a la rutina diaria (36%).

    Además, existen otras situaciones que dificultan el regreso al puesto de trabajo, como la relación con los compañeros o con el jefe, el transporte, el tráfico o incluso algunos apuntan que lo que más les cuesta es adaptarse al ritmo de trabajo diario.

    De igual modo, el estudio refleja que un 41 por ciento de los trabajadores encuestados opta por que la empresa ofrezca un horario flexible los primeros días de trabajo tras el periodo vacacional para facilitar, en la medida de lo posible, la reincorporación al puesto de trabajo y la adaptación, de nuevo, al entorno laboral.

    Finalmente, los empleados entrevistados apuntan otra serie de medidas que piensan que les ayudaría en su reincorporación al trabajo tras las vacaciones, como son evitar que la incorporación a la empresa se realice un lunes, tal como apunta un 19%, partir las vacaciones en diversos periodos de tiempo a lo largo del año (14%) o recibir asistencia psicológica (3%), entre otras.