22 de octubre de 2020
29 de septiembre de 2020

Fernández Vara destaca los beneficios económicos, sociales y culturales que acarrea el complejo budista de Cáceres

Fernández Vara destaca los beneficios económicos, sociales y culturales que acarrea el complejo budista de Cáceres
El presidente de la Junta visita la estatua de Buda en Cáceres - JUNTA DE EXTREMADURA

El presidente extremeño ha visitado la estatua de Buda que ya se puede ver en el Palacio de Congresos

CÁCERES, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha destacado los beneficios económicos y sociales que acarreará para la región la construcción del futuro templo budista, proyectado en el cerro Arropé de la capital cacereña, que será el mayor complejo budista de Occidente, y que supondrá un "punto de unión entre civilizaciones".

Vara ha insistido en que el proyecto tiene un "alto componente espiritual", por lo que será un referente para unos cinco millones de personas que profesan el budismo en Europa y que potencialmente podrían venir a la región, no solo a nivel religioso, sino por todo lo que representan los valores budistas como la meditación o el yoga.

"Si el Covid ha hecho alguna cosa es acelerar las tendencias de cambio y una de esas es la especialización en todas las esferas y también en el turismo, que será especializado y más exigente", ha dicho el jefe del Ejecutivo extremeño, que ha asistido este martes en Cáceres a la recepción oficial de la estatua del Buda Mahar Karuna, réplica de la gran imagen que se colocará en el futuro templo, y que se puede visitar en el Palacio de Congresos de la capital cacereña en horario de 10,00 a 14,00 horas.

Respecto a los trámites urbanísticos necesarios para que se pueda empezar la construcción del templo budista en el cerro Arropé, el presidente extremeño ha indicado que desde la Junta de Extremadura se facilitarán las modificaciones "necesarias" para que los inversores puedan comenzar a construirlo "cuanto antes" y "sea una realidad".

"Ahora nos queda por delante un trabajo inmenso para que se pueda poner en marcha en esos terrenos un proyecto de esta envergadura que puede cambiar el futuro a Cáceres y a Extremadura. Te coloca en el mapa con una enorme visibilidad", ha añadido. Asimismo, ha agradecido a los grupos políticos del Ayuntamiento de Cáceres que hayan apoyado este proyecto en beneficio de la ciudad. "Esto o es de todos o no será", ha indicado.

El presidente ha insistido en que este proyecto es "de primera magnitud" y que "vendrá acompañado de otras medidas en los próximos años que harán aumentar la oferta turística de Cáceres". En este sentido, se ha referido a la inminente apertura de la ampliación del Museo de Arte Contemporáneo Helga de Alvear, lo que supondrá "un antes y un después para Cáceres". "Además, seguiremos trabajando para que sean realidad otros proyectos de índole cultural en la ciudad", ha concluido.

CAMBIAR LA CONCIENCIA

Cabe recordar que el centro budista de Cáceres contará con una inversión de 72 millones de euros de financiación privada y estará presidido por una estatua del Buda Karuna que coronará el cerro Arropé con 60 metros de altura desde la base, donde se albergará un museo con algunas reliquias originales de Buda.

El presidente de la Fundación Lumbini, José Manuel Vilanova, ha celebrado la llegada de la estatua a la ciudad un año después de que se hablara por primera vez de la construcción del templo budista. Vilanova ha explicado ha resaltado que la llegada de este Buda supone "la primera piedra" del proyecto, así como la "consolidación" del hermanamiento de Cáceres con la ciudad de Lumbini, en Nepal.

Además, ha resaltado el trabajo del artista Antonio Camaró, el llamado pintor de la paz, con su cuadro 'Zeósis', "un jeroglífico sobre la paz y la armonía", que acompaña a la estatua. Cabe destacar que tanto la réplica de la estatua de Buda como el cuadro de Camaró han sido donados por la Fundación Lumbini a la ciudad de Cáceres como muestra de hermanamiento entre Oriente y Occidente.

"Este proyecto traerá paz y esperanza a vuestras vidas", ha dicho el presidente de la Fundación Lumbini, que cree que "es el momento de conectar con una realidad más humana, menos egoísta y más compasiva".

También ha participado en la recepción el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, quien ha agradecido a todos los que apoyan este proyecto "importante" para el futuro desarrollo de la ciudad, y a la Fundación Lumbini por apostar por la ciudad. Salaya ha explicado que la estatua de Buda, hecha con jade blanco en Birmania, es la "primera piedra" de este futuro templo.

Salaya ha considerado un "acierto" que la estatua se haya podido exhibir primero en Valencia, adonde llegó vía marítima, porque ha servido para dar a conocer este proyecto y a que el nombre de Cáceres se haya escuchado en "muchos sitios".

Por su parte, el ex presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, que también ha participado en esta presentación ha mostrado su apoyo a este proyecto de ciudad "ilusionante" que puede colocar a Cáceres en el mapa y convertirla en capital de la tolerancia.

Contador

Lo más leído en Extremadura