16 de noviembre de 2019
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 15 de octubre de 2019

    Finaliza la retirada de camalote en el tramo Villanueva de la Serena, playa de Medellín y badén de Valdetorres

    MÉRIDA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El tramo del río Guadiana comprendido entre Villanueva de la Serena, la playa de Medellín y el badén de Valdetorres se encuentra, tras los
    trabajos de pre-erradicación llevados a cabo este verano por la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), sin presencia aparente de camalote.

    Los 35 kilómetros que comprende este tramo se suman a los 75 kilómetros de los tramos inferiores que incluyen la zona urbana de Mérida, el embalse de Montijo y todo el río aguas abajo del badén de
    Talavera, pasando por Badajoz y hasta el embalse de Alqueva.

    La monitorización del río mediante vigilancia terrestre, aérea (vuelos y drones) y teledetección para ver el estado de la invasión biológica, ha permitido conocer la situación de esta zona del río que ha pasado a estar en nivel de alerta verde.

    De todas formas, existen brigadas repartidas que diariamente vigilan la zona, según ha informado en nota de prensa la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

    Así, la CHG ha precisado que aunque todavía hay otros 70 kilómetros de río cubiertos de gran cantidad de camalote, se aleja el riesgo de entrada de esta planta invasora en tierras portuguesas y las previsiones de limpieza para el próximo invierno son "muy optimistas".

    Durante estos últimos meses con el aumento de temperaturas y puesta en actividad vegetativa plena de la planta, las labores de actuación de la CHG se han centrado en la vigilancia y control de los subtramos de río sin planta aparente y en el control y defensa de puntos estratégicos e infraestructuras.

    Actualmente trabajan en el río 6 equipos de maquinaria pesada y alrededor de 100 personas que se encargan de contener, vigilar o mantener las zonas afectadas por la planta invasora camalote.

    A fecha actual los 70 kilómetros de río más afectados por presencia de grandes manchas de planta son los tramos comprendidos entre el badén de Valdetorres y Miralrío (Mérida) y entre el badén de Torremayor y el badén de Talavera.

    Con la bajada de las temperaturas se intensificaran de nuevo los trabajos de limpieza integral del río en los tramos pendientes, manteniendo siempre la inspección de aquellos sin presencia aparente de la planta, vigilancia que "se está reforzando y que durará varios años".