4 de diciembre de 2020
23 de septiembre de 2009

Fundación de la Construcción tendrá para marzo de 2010 un nuevo centro de formación, que se ubicará en Cáceres

Recuerda que 2012 entra en vigor a nivel nacional la tarjeta profesional, obligatoria y cuya posesión asegurará una formación "mínima"

MÉRIDA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Fundación Laboral de la Construcción de Extremadura, Pilar Acosta, anunció hoy que esta entidad tendrá para febrero o marzo del año que viene un nuevo centro de formación, que se ubicará en la ciudad de Cáceres. Será el segundo centro con el que la fundación cuenta en la región, después del que ya funciona en Mérida.

Miembros de varias organizaciones y sindicatos del sector de la construcción en Extremadura insistieron hoy en la necesidad de "profundizar mucho más en la formación y cualificación" de los trabajadores en este ámbito.

Esta es una de las reflexiones que la presidenta de la Fundación Laboral de la Construcción de Extremadura, Pilar Acosta, junto con el secretario general de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT, Miguel Ángel Rubio, y el responsable de organización de Fecoma, Jacinto Mellado, expusieron hoy al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en la que ha sido su "primera reunión institucional" desde que Vara tomó posesión del cargo.

En esta cita, ofrecieron al presidente una colaboración "súper estrecha" para que "todos los recursos" que existan en la Administración dedicados al sector de la construcción sean "realmente" reconducidos a través de estas organizaciones, indicó Pilar Acosta.

Asimismo, recordó que el 1 de enero de 2012 entrará en vigor una ley para todos los trabajadores del sector de la construcción por la que se les exigirá la Tarjeta Profesional para la Construcción (TPC).

Esta tarjeta, explicó, llevará una banda magnética a través de la cual las empresas podrán saber cuál es la formación, la experiencia y la cualificación de la persona interesada a optar a un determinado puesto de trabajo.

La Fundación Laboral de la Construcción será la empresa que expida a nivel nacional dicha tarjeta que asegurará a las empresas la formación "mínima" que se recoge en el convenio general del sector de quien la posea, por lo que insistió en que tanto las personas con empleo como los parados deben estar "lo más formados posible" al ser "condición indispensable" para acceder a la TPC.

La intención de esta reunión en la que, a juicio de Acosta, Vara se había mostrado "muy receptivo", era poder trabajar "codo con codo" con la Dirección General de Trabajo, con la Consejería de Educación y con la Consejería de Igualdad y Empleo.

CONSTRUCCIÓN COMO LOCOMOTORA

Por su parte, Miguel Ángel Rubio apuntó que "no son tiempos buenos" para la construcción y afirmó que el sector ha servido de "locomotora durante los últimos 8 o 10 años".

Rubio, como representante de MCA-UGT, aseguró sentirse "poco utilizado como instrumento" en el reparto de los planes de formación para el empleo, cuando, apostilló, puede "ser el instrumento ideal junto con la Administración para reconvertir al sector".

Por otro lado, Jacinto Mellado, informó de los "dos ejes principales" que sostienen a la fundación, la formación y la seguridad y salud laboral.

Al respecto, indicó que hay que seguir avanzando en la formación de aquellas materias que "hasta ahora eran deficitarias" como el tema de energías renovables, energía térmica, energía fotovoltaica e infraestructuras, esto último, añadió, para evitar tener que importar mano de obra de otras regiones cuando hay que acometer cualquier tipo de obra de este índole.

Cabe recordar que la Fundación Laboral de la Construcción de Extremadura es una entidad privada sin ánimo de lucro que nació en 1992 --presente en la región desde 1995-- al amparo del primer convenio del sector de la construcción, a iniciativa de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) y de los sindicatos Metal, Construcción y Afines de UGT (MCA-UGT) y la Federación Estatal de Construcción Madera y Afines de Comisiones Obreras (Fecoma-CCOO).