4 de abril de 2020
17 de marzo de 2008

'Ganadería CarpeQuania' premia a explotaciones sostenibles que inciden en valores vinculados a la ganadería tradicional

Los ganaderos galardonados se comprometen a que su explotación esté abierta al público para visitas concertadas por espacio de un año

MÉRIDA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La primera edición de los premios 'Ganadería CarpeQuania 2008' reconoció a cinco ganaderías de la región, tanto de ovino como caprino, que se distinguen por la sostenibilidad de sus explotaciones y su visitabilidad, además de por contribuir a la preservación de los valores naturales y culturales vinculados a la ganadería tradicional

Los premios son concedidos por CarpeQuania, un proyecto de cooperación interterritorial que integra a cuatro grupos de desarrollo rural de Extremadura, y que son Campo Arañuelo (Arjabor), La Vera (Aprodervi), Villuercas, Ibores y La Jara (Adicover) y La Siberia; y dos de Castilla La Mancha, y que son Montes Norte y Montes Sur de Ciudad Real.

Estos grupos comparten el reto de integrar ganaderías, queserías y oferta turística, además de cooperar en el diseño de una cadena y una oferta agroturística culta y diversificada.

Así, resultaron premiados el ganadero Miguel Díaz, de Losar de la Vera y perteneciente al Grupo de Desarrollo Rural de La Vera (Adicover), socio de Colosar y titular de una explotación de cabra verata.

Díaz, consiguió 23 de los 25 puntos posibles, y además resultó también ganadero del Premio Absoluto Ganadería CQA 2008, gracias al cual, y mediante un viaje, podrá conocer experiencias de desarrollo agroturístico, ganadero y quesero en Navarra y el sur de Francia.

La entrega de premios tuvo lugar hoy en Mérida, y también se reconoció la ganadería de cabra verata de Julián Benito, acogida a la DO Ibores y perteneciente al Grupo de Desarrollo Rural de Villuercas, Ibores y La Jara (Aprodervi) y la ganadería de cabra retinta en pureza de Casildo Díaz, ganadero de La Siberia.

De la misma manera, se reconoció con un premio compartido a dos ganaderías de Campo Arañuelo, del grupo Arjabor, estas fueron una ganadería de caprino alpino cuya titular de Guadalupe Ballesteros y también la del ganadero Juan Miguel Pontes, titular de una explotación de oveja manchega.

Hasta llegar a esta selección, los seis grupos de desarrollo rural comprendidos en CarpeQuania, cuatro de extremadura y dos de Castilla La Mancha, con la Asociación Profesional de Cabreros de Extremadura (Aprocaex) y la Universidad de Castilla La Mancha, visitaron más de un centenar de explotaciones ganaderas de las que puntuaron cuestiones como la visitabilidad, el interés paisajístico, el paisaje racial y genético, la producción ecológica y la gestión de insumos, alimentación y porcentaje de pastos.

DIVERSIFICACIÓN DE LA GANADERÍA.

Momentos antes de hacer entrega de los premios, el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan María Vázquez, invitó a los ganaderos a diversificar su negocio y a que presten atención a elementos como el turismo, la artesanía o los alimentos de calidad.

Así, destacó que la administración regional está dispuesta a dar una respuesta en esta dirección, pero que tienen que ser de los ganaderos y los agricultores de donde debe partir la iniciativa.

Vázquez también hizo hincapié en que con estos premios se debe impulsar la incorporación de los jóvenes a formar parte de este entorno laboral, a los que instó a agruparse.

De la misma manera indicó que asociar la ganadería a nuevos focos de negocio podría servir para poner en valor la potencialidad de estas zonas y salvarlas de la situación por la que atraviesa la ganadería.

PROYECTO CARPEQUANIA.

La intención última de CarpeQuania es intentar encadenar la cultura ganadera, la comercialización del queso artesano y la oferta de turismo rural, de manera que contribuyan a generar una oferta de agroturismo.

El proyecto pretende encontrar una imagen rural diferencial e innovadora, aprovechando los recurso paisajísticos del monte y la dehesa, los recursos genéticos de las razas ganaderas autóctonas y los recursos culturales de saber ganadero y quesero tradicional.

Así, con los premios 'Ganadería CarpeQuania 2008' se pretende que los ganaderos se involucren en programas e iniciativas de desarrollo rural, introduciendo una dinámica de diversificación de rentas con oferta de alojamiento o actividades complementarias.

Es por este motivo, por el que los ganaderos reconocidos hoy con este premio se comprometen a que su explotación esté abierta al público para visitas concertadas durante un año y que éstos sean anfitriones de los visitantes que se acerquen a dichas explotaciones.

De la misma manera, se ha reconocido a tres ganaderías con el premio Magíster CarpeQuania, de las que dos son extremeñas y se encuentran en la comarca de Villuercas, Ibores, La Jara.