24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 23 de febrero de 2008

    9-M.- González dice que los militares que quieren hacer política deben "quitarse el uniforme" y concurrir a "elecciones"

    CÁCERES, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El ex presidente del Gobierno, Felipe González, dijo esta noche que los militares que quieren decir a los españoles "lo que tienen que hacer" en materia política deben "quitarse el uniforme" y presentarse "a las elecciones".

    "Todavía se equivocan algunos generales, pocos ya", señaló González en referencia al ex jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército, el teniente general José Mena.

    "Yo tengo edad suficiente para haber visto a los militares en las Cortes y a los obispos en las Cortes, pero eran las Cortes de las botas, no de los votos", apostilló el ex jefe del Ejecutivo nacional en un mitin del PSOE en el Pabellón de la Ciudad Deportiva de Cáceres, en el que también partiparon Ibarra y el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

    "Si quieren decirle a los españoles, como decían en el siglo XIX, lo que tienen que hacer, que se quiten el uniforme o la casulla y se presenten a las elecciones, que ganen votos", añadió González, quien sentenció: "por los votos sí, por las botas nunca más".

    INMIGRACIÓN.

    Felipe González también dedicó parte su intervención a criticar el contrato con los inmigrantes que propone el PP para que se integren en las costumbres españolas. El ex jefe del Gobierno dijo que no se trata de una idea del presidente francés, Nicolás Sarkozy, sino que "la idea de las costumbres viene de los Reyes Católicos y de la Inquisición".

    González explicó que en la España de los Reyes Católicos, Carlos V o Felipe II al judío converso o al morisco converso que no bebía vino o no comía cerdo se le mandaba "a la Inquisición".

    Para el ex presidente la propuesta del PP es innecesaria porque el Código Penal vigente ya castiga costumbres como la ablación del clítoris "porque es una mutilación indecente e irreversible de la mujer".

    También dijo que durante su etapa presidencial mantuvo buenas relaciones con "la Santa Madre Iglesia" y que planteó al Vaticano que si algún otro país ofrecía mejores acuerdos de financiación de la Iglesia Católica que los que planteaba su gobierno, estaba dispuesto a cambiarlos.

    Además, ironizó con la existencia del infierno "del que habla Ratzinger" y dijo no dudar de que "Jiménez Losdemonios", en referencia al periodista de la Cadena Cope Jiménez Losantos, será "el primer cliente" de dicho infierno. "Yo le he cambiado el apellido para que se vaya preparando", apuntó González.