20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 11 de enero de 2014

    Investigadores de la UEx utilizan los cálculos del supercomputador Lusitania

    MÉRIDA, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

       Un estudio llevado a cabo por investigadores del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Extremadura (UEx) ha permitido determinar, a partir de modelizaciones realizadas en el supercomputador Lusitania, novedades sobre los carbones saturados.

       Se trata de un estudio que permite determinar las propiedades absorbentes de los carbones obtenidos a partir de procesos termoquímicos aplicados a la biomasa, y proponer un método para recuperar gran parte de estas propiedades tras su saturación.

       Este tipo de carbones cuentan en la actualidad con múltiples aplicaciones, según informa el Gobierno de Extremadura en una nota de prensa.

       Por su "alta" microporosidad y capacidad de adsorción se emplean en la extracción de metales, la purificación de agua potable, desintoxicaciones médicas, tratamiento de aguas residuales, clarificación de jarabe de azúcar, purificación de glicerina, en máscaras antigás, en filtros de purificación o en controladores de emisiones de automóviles, entre otros usos.

       Los investigadores extremeños proponen, a partir de los resultados obtenidos con este estudio, un tratamiento a base de agua subcrítica para la regeneración de estas propiedades adsorbentes de los carbones saturados tras su uso, una vez descrito mediante cálculos efectuados con el Lusitania el modelo cinético del proceso, el acoplamiento del proceso químico a los fenómenos de transporte de masa y energía.

       El artículo titulado 'Aqueous thermal desorption as an effective way to regenerate spent activated carbons', publicado en la revista 'The Journal of Supercritical Fluids', recoge en detalle los resultados del estudio científico efectuado.

       El supercomputador Lusitania está gestionado por el Centro Extremeño de Investigación, Innovación Tecnológica y Supercomputación (CénitS) dependiente de la Fundación Computación y Tecnologías Avanzadas de Extremadura (Computaex) con sede en la localidad cacereña de Trujillo.