25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 16 de septiembre de 2008

    Javier Casado invita a todos los aspirantes a presidir el PP extremeño a lograr una candidatura "de integración"

    MÉRIDA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El ex portavoz parlamentario del PP Javier Casado, que ha anunciado públicamente su intención de presentar candidatura a la presidencia de dicho partido en el próximo Congreso Regional de la formación, hizo hoy una llamada a todos los aspirantes apara que se reúnan "cuantas veces sea necesario" con la finalidad de lograr una candidatura "de integración, de unidad, para ganar al PSOE, no para perpetuar privilegios, ganar más dinero y posición social".

    Tras la celebración ayer lunes de la Junta Directiva Regional, en la que se acordó fijar un número de compromisarios de poco más de 500, Casado dejó constancia a través de un comunicado de prensa su "más profunda admiración" por el alcalde de Don Benito, Mariano Gallego, que defendió --dijo-- un Congreso Regional de 1.500 compromisarios.

    "Mariano Gallego ha demostrado una vez más que es un político honesto, leal al PP, un ejemplo a seguir y un orgullo para cualquier militante del PP que no vea en su partido un instrumento para medrar", declaró Casado.

    Para el ex portavoz parlamentario, "que uno de los grandes alcaldes del PP de Extremadura y un referente moral para todos, haya defendido lo que el sentido común y la democracia interna imponían dice mucho a favor de su persona y muy poco a favor de quienes apuestan por lo contrario".

    Así, lamentó que Gallego no opte a la presidencia regional, según apuntó, "porque Mariano Gallego es, hoy por hoy, una de las pocas personas capaz de convertir al PP de Extremadura en un partido ganador".

    Con este "minicongreso", según Casado, se va a dar la circunstancia de que "muchos" alcaldes de pequeñas y medianas localidades "no van a poder ni siquiera compromisarios". "Los que, día a día, luchan por engrandecer al partido, desde sus alcaldías no va a poder votar en el Congreso. La dirección regional los quiere para mejorar las estadísticas, pero no para decidir lo mejor para el partido", declaró.

    En este sentido, afirmó que "ganar congresos no es ganar elecciones. La dirección regional del PP es una máquina arrolladora a la hora de ganar congresos, pero un desastre a la hora de ganar la Junta de Extremadura, y es así porque no le importa dejar a muchos compañeros por el camino".

    Por eso, ahora, según añadió, "quienes de verdad queremos al partido debemos hacer lo imposible por lograr una candidatura de consenso, en la que confluyan todas las distintas opciones que existen dentro del PP de Extremadura". Sobre este respecto, añadió que "si no se hace así, la candidatura oficialista ganará el Congreso Regional, pero no tendrá ninguna posibilidad de ganar las elecciones autonómicas".