17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 26 de abril de 2008

    Josep Pont (Borges) asegura que el consumo de su aceite de girasol, cultivada en Extremadura, es "seguro"

    BARCELONA/MÉRIDA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El consejero delegado de la compañía catalana Borges, Josep Pont, aseguró hoy que el consumo de su aceite de girasol, que refina con pepitas propias que cultiva en campos de Extremadura, entre otros territorios, es "seguro", después de que el Ministerio de Sanidad y Consumo recomendara ayer no ingerir el procedente del girasol por la detección en Francia de un aceite contaminado, producido en Ucrania y distribuido a la mayoría de países de la Unión Europea, entre ellos España.

    En declaraciones a Europa Press, Pont afirmó que la contaminación del aceite no afecta a Borges "en absoluto", ya que controla "toda la cadena de producción, desde la pipa hasta el aceite envasado".

    La compañía reiteró también que no compra aceite ya procesado, por lo que consideró que la recomendación del Ministerio no tendría que extenderse a todas las que comercializan este tipo de aceite.

    El contaminado detectado en Francia lo está por hidrocarburos alifáticos procedentes de aceites minerales. A pesar de que Sanidad confirmó que "no hay riesgo para la salud", recomendó no consumirlo, y, en caso de tener alguna botella en el domicilio, aconsejó retenerlo sin consumir hasta que se informe acerca de las marcas que pueden utilizarse sin reserva alguna.