15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 18 de febrero de 2009

    Jueces.- Un magistrado de Cáceres critica a Bermejo por "lavarse las manos" y "querer secárselas con las togas"

    CÁCERES, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El magistrado de Cáceres Mariano Mecerreyes criticó hoy al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, por "lavarse las manos" y "querer secárselas con las togas" de los jueces.

    "El ministro se lava las manos y ha declarado hoy que en España hay suficientes jueces, pero el problema es que pretende secárselas en nuestras togas y que presenta ante la opinión pública a los jueces como personas insensatas y que no trabajamos, cuando resolvemos más de 8 millones de asuntos al año", subrayó el magistrado en un encuentro con la prensa a las puertas del Palacio de Justicia de Cáceres, donde se celebró una concentración y la lectura del manifiesto de huelga.

    "Yo espero que el ministro se comporte con racionalidad y si dice que en estos momentos es imposible atender nuestras reivindicaciones lo entederemos porque no se pueden resolver los problemas de la Justicia en un día; ahora bien, si nos dice que los problemas que planteamos no existen, eso no lo entenderemos", manifestó Mecerreyes.

    COMPARACIÓN CON PILOTOS

    El magistrado recordó a los periodistas que en el entorno europeo "sólo Armenia, Arzebayán, Turquia y Grecia están por debajo de España en la ratio de jueces por cada 100.000 habitantes", ya que en nuestro país esa tasa se sitúa en el 10,5 cuando, dijo, en otros países como Portugal o Alemania se llega casi a doblar.

    Igualmente se refirió a los datos sobre la inversión en materia de Justicia en relación a los Presupuestos Generales del Estado y aseveró que en países como Honduras supone un 3,5 por ciento de sus presupuestos nacionales cuando en España "es menos del 1 por ciento", subrayó.

    Respecto a las comparaciones que el ministro de Justicia, Mariano González Bermejo, realizaba de los jueces con los pilotos, Mecerreyes señaló que "ni el sueldo ni el trabajo de los jueces puede compararse al de los pilotos" y defendió el trabajo de los magistrados que "sólo quieren que todos los ciudadanos tengan una justicia de calidad".

    "Nosotros queremos negociar y dialogar por eso digo que esta huelga es la personificación de un fracaso", inquirió el magistrado, que recordó que se han celebrado más de 12 reuniones con el Ministerio de Justicia y no se ha llegado a ningún acuerdo.

    JUECES DEDICADOS A LA POLÍTICA

    Para argumentar la existencia de estos problemas recordó que en el país habrá unos 3.500 jueces dictando sentencias, ya que aunque las estadísticas hablan de más de 4.000, resulta que "hay muchos dedicados a la política", añadió, y mencionó el caso de la vicepresidenta Primera del Gobierno, del portavoz parlamentario del PSOE o del alcalde de Zaragoza, que son jueces pero no trabajan como tal. "Y así hay muchos", recalcó.

    "En total somos unas 3.500 personas para atender un montón de litigios", aseveró, mientras recordó que "España es el país del mundo que tiene más abogados según su población ya que hay unos 114.000 colegiados, mientras que es el que menos jueces tiene para una población que demanda sus derechos y que los jueces queremos atender y tutelar", matizó.

    Esta situación se repite también en Extremadura donde, según los últimos datos que ha ofrecido el sindicato CC.OO, y que barajó Mecerreyes en su intervención, "es necesaria la creación, como mínimo de 16 nuevos juzgados" ya que, por ejemplo, tan sólo hay tres jueces de lo Social para toda la provincia de Cáceres que tienen que atender cualquier litigio sobre esta materia.

    "Los jueces hacemos una labor muy necesaria pero muy antipática", agregó, ya que "el 50 por ciento de las personas que entran en un juzgado van a salir sin casa, sin coche, sin hijos, sin trabajo, sin familia o sin libertad, por lo tanto la Justicia no es un trabajo popular y nunca lo será pero es el pilar del Estado de Derecho, porque sin Justicia no hay democracia, ni libertad", concluyó el juez.