14 de noviembre de 2019
22 de septiembre de 2008

Junta repartirá hasta 2013 más de 141 millones para mejorar las explotaciones y la incorporación de jóvenes agricultores

El Gobierno autonómico trabaja con los colegios veterinarios el borrador del decreto de identificación de animales de compañía

MÉRIDA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director general de Estructuras Agrarias de la Junta de Extremadura, Eduardo de Orduña, anunció hoy que la administración regional repartirá hasta el año 2013 más de 141 millones de euros en ayudas destinadas a la modernización y mejora de las explotaciones agrarias de la comunidad autónoma y a la incorporación de los jóvenes a la actividad agrícola.

Estas dos líneas de actuación, dijo, son "prioritarias" para el Ejecutivo extremeño que, pese a la previsión de posibles recortes presupuestarios motivados por la "crisis económica", ha incrementado "sustancialmente" estas dotaciones en este nuevo programa operativo, un 30,5 por ciento en el caso de las ayudas a la modernización de explotaciones, y un 22 por ciento para la incorporación de jóvenes al campo.

Específicamente, la línea de ayudas a la modernización de las explotaciones agrícolas, ha recibido en la primera convocatoria un total de 1.929 solicitudes que, según adelantó De Orduña, se resolverán "antes de que termine el 2010". Esta ayuda cuenta con un montante global de 70,8 millones de euros para el período 2007-2013.

Por su parte, las subvenciones dirigidas a la primera instalación de jóvenes agricultores están dotadas con 70,3 millones de euros hasta 2013, una cuantía que, comentó, permitirá cubrir la "totalidad" de las solicitudes que se presenten.

De Orduña aportó esta información en el transcurso de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural que se celebró hoy en la Asamblea de Extremadura en Mérida, en respuesta a la pregunta formulada por el Grupo Parlamentario Popular, interesado en conocer la evolución de ambas líneas de ayuda.

INSTALACIONES AGRARIAS

Las subvenciones destinadas a la modernización de las explotaciones agrarias, explicó, están destinadas a sufragar las inversiones que el agricultor realice en cuanto a la mejora, la ampliación, la nueva construcción de instalaciones complementarias y la adquisición de maquinaria agrícola se refiere.

Por otro lado, el director general se refirió también a las ayudas para la mejora de explotaciones de regadío, que tienen una línea específica de subvenciones, y que en su primera convocatoria han sido objeto de 225 solicitudes, 97 de las cuales "se han resuelto favorablemente" y a ellas se destinará un montante de 980.000 euros.

El resto de solicitudes se han rechazado, informó, porque "pedían ayudas para la implantación de nuevos regadíos", un concepto que con las nuevas directrices europeas se "prohíben" subvencionar.

RELEVO GENERACIONAL

Respecto a las ayudas a la primera instalación de jóvenes agricultores, el director general detalló que están dirigidas a "facilitar el relevo generacional en el campo", así como a "rejuvenecer el sector, aumentar la competitividad de las explotaciones y fijar la población en el medio rural".

La puesta en marcha de estas subvenciones, subrayó, "destaca por su celeridad", ya que de las 571 solicitudes presentadas, se han resuelto un total de 214 hasta este momento, y otras 385 cuentan con una propuesta de resolución "favorable".

Como "novedad", dijo, la Junta de Extremadura ha decidido conceder las ayudas "máximas" que en esta línea marcan los reglamentos comunitarios, y anunció que está previsto que a finales de este año se abra una nueva convocatoria.

"A LA CABEZA DE ESPAÑA"

Esta línea de apoyo, añadió, "destaca por su eficacia en cuanto a su aplicación, ya que en términos relativos, Extremadura está a la cabeza de España en cuanto al número de jóvenes que se incorporan a la actividad agraria".

Según recordó, como respaldo a estas ayudas, el Gobierno autonómico firmó el pasado mes de junio un convenio de colaboración con varias entidades financieras para la puesta en marcha de préstamos preferentes, a los que pueden acceder los beneficiarios de las dos ayudas autonómicas, una vez tengan resuelta favorablemente su solicitud correspondiente.

Para el director general, la "voluntad" de desarrollar este tipo de medidas demuestra que la administración extremeña es conciente de que "en un momento como el actual, el dinamismo de la inversión pública es un instrumento fundamental para sembrar la confianza en el mundo rural".

EXPEDIENTES EN LOS "CAJONES"

Por su parte, el diputado del Grupo Parlamentario Popular-Extremadura Unida Diego Sánchez Duque criticó a la administración regional porque desde el momento de la publicación de ambas líneas de ayuda, la "mayoría de las solicitudes siguen guardadas en los cajones de los despachos" y, aquellas personas cuyos expedientes han recibido un informe favorable "aún no han recibido el dinero" contemplado.

Para Sánchez Duque, el anuncio de que las ayudas para la modernización de las explotaciones agrarias se harán efectivas "antes de finalizar 2010" resulta "muy preocupante", teniendo en cuenta la "grave" situación que atraviesa el campo extremeño. "De aquí a 2010, seguramente muchos de los solicitantes ya habrán quebrado", añadió.

"Las cifras están muy bien", dijo, pero recordó que "no son solo los solicitantes, sino familias enteras las que están esperando estas ayudas para seguir tirando hacia adelante".

Al respecto, el director general de Estructuras Agrarias aclaró que las solicitudes están sujetas a un "riguroso control" que en caso de no cumplirse satisfactoriamente, implicaría que algunos beneficiarios "tuviesen que devolver el dinero de la subvención con sus intereses legales" y que la administración tuviese que responder a "serias penalizaciones" de la Comisión Europea.

En esta línea, Sánchez Duque pidió al Gobierno extremeño que "siga avanzando" y que "no utilice el tema del control riguroso como excusa para paralizar" estas ayudas.

ANIMALES DE COMPAÑÍA

En otro punto del orden del día, quedó aprobada, con una enmienda, la propuesta de impulso ante la Comisión formulada por el Grupo Parlamentario PP-EU, instando a la administración regional a publicar el reglamento de identificación electrónica animal que complementa la Ley de Protección de Animales en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

La propuesta del PP-EU, presentada por el diputado Diego Sánchez Duque, planteaba un plazo de tres meses para que la Junta resolviera la elaboración de este reglamento, y fue aceptada por el Grupo Parlamentario Socialista después de que se obviara el límite de tiempo solicitado por los populares.

En nombre del PSOE, el diputado José Luis Viñuela explicó que su partido "no acepta un plazo concreto", toda vez que la Junta está actualmente consensuando el borrador del documento con los colegios veterinarios de Cáceres y de Badajoz, y porque, ese reglamento deberá someterse a los procedimientos jurídicos y burocráticos pertinentes.

En todo caso, avanzó que, según el borrador, a través de la identificación y el registro de animales, se contará en Extremadura con censos "fiables" sobre los que articular programas sanitarios específicos, facilitar la recuperación de mascotas perdidas o evitar su abandono, entre otras cuestiones.