25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 31 de julio de 2014

    Más de 700 voluntarios en el dispositivo de Cruz Roja para la operación salida-retorno

    MÉRIDA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

       Más de 700 voluntarios de Cruz Roja Extremadura participan en el dispositivo especial que esta organización pone en marcha a partir de este jueves, con motivo de la operación salida-retorno de julio y agosto, en la que se prevén más de 150.000 desplazamientos en la región.

       Además de los recursos humanos, Cruz Roja cuenta para este dipositivo con un parque de 32 ambulancias asistenciales, 34 vehículos de apoyo, siete embarcaciones ligeras, nueve todoterrenos, dos camiones, Puestos Sanitarios Avanzados y equipos especializados en gestión de albergues provisionales y avituallamiento, búsqueda y salvamento acuático, comunicaciones y  atención psicosocial.

       Todo el operativo de Cruz Roja se integra en el Sistema Público de Emergencias, a través de Centro 112 que cuenta con presencia permanente de operadores de Cruz Roja las 24 horas del día, según destaca la organización en nota de prensa.

       El presidente de Cruz Roja Extremadura, Sebastián Julio Calvarro, ha explicado que el objetivo de este operativo es "reforzar y complementar" los recursos del Sistema Público de Emergencias, ya que "la suma de todos", tanto administraciones, organizaciones de socorro, medios de comunicación y la conciencia de los ciudadanos, "permitirá unas vacaciones más seguras".

       Además de la labor asistencial, Cruz Roja cuenta con una campaña permanente de prevención de accidentes de tráfico llamada 'En la carretera, quiérete mucho'.

       Según el presidente de Cruz Roja, el objetivo de esta iniciativa es sensibilizar a la población en general y a los jóvenes en particular sobre la importancia de la prevención de los riesgos que existen en los viajes por carretera.

       La campaña consta de varios materiales informativos, como el Manual del Buen Conductor, que incluye una serie de recomendaciones que debe seguir el conductor, los ocupantes del vehículo o incluso consejos sobre la preparación del coche antes de iniciar un viaje por carretera.

       También recoge dos metodologías de prevención primaria y de prevención secundaria. En el primero de los casos se expone la denominada 'Conducta A.V.A', advertir los posibles riesgos; valorar el peligro que conllevan y adoptar una actitud segura, que es "vital para mejorar el comportamiento de conductores y peatones a la hora de evitar siniestros".

       En el ámbito de la prevención secundaria, que es cuando se ha producido el accidente, la campaña también ofrece las claves de la 'Conducta P.A.S', proteger el lugar; avisar a los servicios de emergencia y socorrer a las víctimas.

    OTRAS ACTUACIONES

       Por otro lado, el director de Socorros y Emergencias de Cruz Roja, Jesús Palo Tiburcio, ha explicado que agosto es el mes del año en el que se concentran el mayor número de coberturas de Cruz Roja ante riesgos previsibles en la comunidad autónoma, y la razón es la celebración de fiestas populares en la "inmensa mayoría" de los pueblos y ciudades de la región.

        Además, desde Cruz Roja afirman que numerosos ayuntamientos, empresarios, promotores de espectáculos y entidades que organizan actos, recurren a la organización para dar cobertura preventiva y asistencial a los eventos que organizan.

       Asimismo, Jesús Palo ha indicado que durante el mes de agosto están previstos 350 servicios preventivos, de los que casi un tercio se desarrollarán del 13 al 17 de agosto en Extremadura.

       Los especialistas de la institución, una vez que recibe la solicitud, estudian el evento, valoran los posibles riesgos, planifican los recursos necesarios y organizan y ejecutan el servicio, que es registrado, desde el momento de la petición, en un expediente único.

       Además, Cruz Roja Española ha definido un 'Programa de Servicios Preventivos' cuyo fin consiste en la organización de las coberturas que se realicen a todos aquellos actos de riesgo previsible adaptado a la legislación.

       Así, "a menudo" existen riesgos inherentes y asociados que implican, desde el punto de vista legal, una obligación de los promotores de los actos a tenerlos previstos y adoptar las medidas necesarias para atenuarlos o, al menos, minimizar sus consecuencias si se produce una emergencia.

       La Cruz Roja, debido a su experiencia, puede prestar a los promotores de estos actos "un valioso asesoramiento" en la identificación de los riesgos y en la definición del dimensionamiento de los medios establecidos para atenuarlos.

    Para leer más