20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 19 de julio de 2008

    Meteorología activa la alerta naranja por temperaturas altas en algunas zonas de Badajoz, donde se prevén máximas 40º

    Se recomienda limitar la exposición al sol y tomar comidas ligeras, bebidas y alimentos ricos en agua y sales minerales

    MÉRIDA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Agencia Estatal de Meteorología ha informado que se prevén temperaturas máximas de 40 grados en las Vegas del Guadiana, la zona de Barros y de la Serena, en la provincia de Badajoz, por lo que ha activado el nivel naranja con una probabilidad entre el 40-70 por ciento.

    Según indicó la Delegación del Gobierno en nota de prensa, Meteorología señaló que la hora de comienzo de la alerta fue a las 0:00 horas del hoy mientras que la de finalización está prevista a las 0:00 horas de mañana, 20 de julio.

    Ante esta situación, el comunicado señala una serie de recomendaciones a los ciudadanos como limitar su exposición al sol, permanecer en lugares protegidos del calor el mayor tiempo posible y mantenerlos bien ventilados. Añadió que hay que tener en cuenta que, al entrar o salir de estos lugares, se producen cambios bruscos de temperatura que pueden afectarle.

    También se aconseja tomar comidas ligeras y regulares, bebidas y alimentos ricos en agua y sales minerales, como las frutas y hortalizas, que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor, y evitar las bebidas alcohólicas, las muy azucaradas, el café y el té.

    Además, la nota recomendó la protección del sol en el exterior, buscar la sombra, cubrirse la cabeza, usar ropa ligera y de color claro que cubra la mayor parte del cuerpo y un calzado fresco, cómodo y que transpire, así como evitar ejercicios físicos prolongados en las horas de más calor.

    Asimismo, es aconsejable asegurarse de que niños y ancianos también beban abundantes líquidos, aunque no sientan sed, en los días de mucho calor. Al respecto, señaló que, aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, hay que prestar especial atención a bebés y niños pequeños, ancianos y personas con enfermedades mentales o enfermedades físicas que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.

    Advirtió de visitar frecuentemente a ancianos y enfermos para asegurarse de que están bien y de que se hidratan correctamente e interesarse por personas mayores y enfermas próximas, que vivan solas o aisladas; así como no dejar a nadie, especialmente niños, ancianos o enfermos crónicos, en un vehículo estacionado y cerrado.

    Por último, sugirió consultar al médico o avisar al Servicio de Emergencias 112 ante cualquier síntoma que pueda estar relacionado con las altas temperaturas, por ejemplo la insolación o "golpe de calor".