23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 3 de junio de 2009

    Miembro del Comité de Expertos para la reforma asegura que el objetivo es reducir la clandestinidad

    Aboga por un sistema con "cierta flexibilidad" para evitar que las jóvenes opten por "abortar clandestinamente" si hay problemas familiares

    MÉRIDA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El miembro de la comisión de expertos para la reforma de la ley del aborto José Luis González aseguró hoy que uno de los objetivos es "reducir la existencia de abortos clandestinos en España", que tienen lugar cuando se producen enfrentamientos entre las jóvenes embarazadas y los padres.

    González apostilló que "más vale que el sistema tenga una cierta flexibilidad con control, que apretar demasiado", porque esto último implicaría que jóvenes con problemas familiares o sin posibilidades "huyan y vayan a abortar clandestinamente".

    En cuanto al número de semanas que entran en el plazo en el que se puede practicar el aborto, indicó que en el informe, al igual que en el anteproyecto posterior, se hablaba de en torno a 14 semanas, ya que es el plazo que "se está utilizando mayoritariamente" en Europa Occidental.

    Asimismo, González destacó que la "polémica" en cuanto a esta materia se ha centrado en la decisión de una joven embarazada, menor de 16 años, pueda abortar sin el permiso de sus progenitores.

    Al respecto, hizo referencia a la Ley de Autonomía de Derechos del Paciente, la cual establece que la capacidad de decidir sobre una intervención quirúrgica de la máxima gravedad es a partir de los 16 años, salvo que los facultativos consideren maduro al menor, en cuyo caso podría decidir sin consultar a los padres.

    En esa regla general, añadió, "solamente están exceptuadas" la reproducción asistida, las pruebas médicas sobre el propio menor y el aborto.

    Por su parte, el Comité de Expertos consideró que "no había razones para mantener la excepción en materia de aborto", por lo que "tenía que volver a la regla general", es decir, que la joven de 16 años pueda decidir por sí misma, "como está previsto en la inmensa mayoría de los países europeos", apuntó.

    Además, indicó que con esto "no se impide que los padres acompañen" a la menor, sino que se permite que la decisión sea de la mujer embarazada.

    COMPARATIVA CON LA UE

    Por otro lado, José Luis González explicó que el informe elaborado por la comisión de expertos a la que pertenece, se encargó de hacer una consideración acerca de cuál es la situación de las políticas reproductivas y sanitarias en España, cuál es la situación del mapa del aborto, así como cómo se encuentra la situación jurídica tanto en el país como en la Unión Europea.

    Igualmente, resaltó que al final del informe se hicieron una serie de recomendaciones como resultado del estudio del mapa de la interrupción voluntaria del embarazo y de la regulación y los datos en esta materia de los principales países de la UE, a partir de lo cual se elaboraron unas "tendencias de modificación".

    Al respecto, agregó que estas recomendaciones "se han seguido fundamentalmente" en el anteproyecto. Entre ellas, citó las políticas preventivas para reducir el número de embarazos no deseados, y las políticas públicas de educación sexual, "que no las hay en España". El informe también presentaba una comparativa de tasas de aborto en España por edades, por regiones, por condición social, y otros parámetros, con la UE.

    José Luis González efectuó estas manifestaciones al ser consultado sobre estos asuntos en un encuentro con periodistas tras la inauguración del ciclo de conferencias y debates 'Derecho Penal y Constitución: treinta años después', en el que varios juristas de toda España se reunirán hasta el viernes para analizar la situación del Derecho Penal en el país. Este evento se lleva a cabo con la colaboración de la Asamblea de Extremadura y del Ayuntamiento de Mérida.