23 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

Miguel Bernal defiende que se registra una etapa "preocupante" de la economía pero insiste en que "no es una crisis"

VILLAFRANCA DE LOS BARROS (BADAJOZ), 30 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT en Extremadura, Miguel Bernal, defendió hoy que actualmente se registra una etapa "preocupante" en la economía, aunque insistió en que "no es una crisis" y en que "hay una peor percepción en la calle, un pesimismo peor del que realmente existe". Así lo indicó en declaraciones a Europa Press con motivo de su asistencia en la Casa del Pueblo de Villafranca de los Barros invitado por la Agrupación Local del PSOE para explicar a los empresarios y trabajadores los aspectos más destacados del VI Plan de Fomento y Calidad en el Empleo firmado por sindicatos, empresarios y gobierno autónomo.

Bernal se mostró satisfecho globalmente de los acuerdos firmados por lo que supondrán "de paso adelante" en el reforzamiento económico y social de la región. Consciente de la "difícil" situación que se vive en la actualidad, el secretario general de UGT explicó en declaraciones a Europa Press que "los acuerdos que estamos cerrando ahora son importantes por su contenido".

En ese sentido, explicó que "en la economía que es tremendamente sensible al miedo, a la inseguridad, es bueno decirle a nuestros empresarios que además de lo que hay de verdad en esos problemas en la economía, hay que trasladarles dos mensajes claros, que la región está protegida frente a esta situación y que hay una importante inyección económica pública para paliar los efectos de la desaceleración".

Bernal se refirió a los datos que "avalan" la teoría de que Extremadura está mejor protegida que el resto del país. En cuanto a la destrucción masiva de empleo en el sector de la construcción dijo que "es una verdad relativa, es verdad que el año pasado se destruyeron en torno a tres mil puestos de trabajo en ese sector, en la región, pero en el año anterior también, y no es menos cierto que en el sector de la agricultura el año pasado se destruyeron cinco mil puestos de trabajo, mucho más que en la construcción, aunque no oculte que hay ahí un problema, pero nuestra región está protegida frente a una crisis muy potente del sector de la construcción a nivel nacional, se han puesto colchones para evitar que sea una caída libre que destroce miles de puestos de trabajo".

El sindicalista quiso trasladar asimismo un mensaje de "tranquilidad" al empresariado porque "hay una nueva estrategia de promoción empresarial en Extremadura con unas cifras astronómicas, 1.500 millones de euros, para la dinamización empresarial y pasan de 800 millones de euros para la dinamización del empleo en Extremadura, que son inyecciones públicas muy potentes que en estos momentos van a ayudar a que la economía extremeña no vaya a caer tanto como padecerá la economía nacional".

Finalmente, concluyó que con estas políticas él está "convencido" de que la región "va a soportar muy bien estos momentos de desaceleración".