23 de enero de 2021
2 de diciembre de 2020

Una muestra del Museo de Bellas Artes de Badajoz recorre el proceso de restauración de 'La Piedad' de Luis de Morales

Una muestra del Museo de Bellas Artes de Badajoz recorre el proceso de restauración de 'La Piedad' de Luis de Morales
La Piedad, de Luis de Morales, en el MUBA. - DIPUTACIÓN DE BADAJOZ - ARCHIVO

BADAJOZ, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Museo de Bellas Artes de Badajoz (MUBA), dependiente de la Diputación de Badajoz, acoge del 4 de diciembre al 16 de febrero una exposición que recorre el proceso de restauración de la obra 'La Piedad' de Luis de Morales.

En 2019, la Diputación de Badajoz decide adquirir la pieza 'La Piedad' de Luis de Morales de la colección particular Cruz-Villalón, que pasaría desde ese momento a formar parte de los fondos del Museo Provincial de Bellas Artes.

Una "destacada" adquisición que "venía a cubrir una importante laguna" dentro de la colección de la pinacoteca ya que, hasta este momento, no contaba con ninguna obra del autor, aunque sí con dos piezas de seguidores, muy distantes de las calidades del maestro, cuyo taller se ubicó en la propia ciudad de Badajoz.

La directora del museo, María Teresa Rodríguez, ha recordado al respecto que "se da la evocadora circunstancia de que su vivienda, en la época de mayor esplendor de su carrera, se ubicaba en el tramo final de la calle Hernando Becerra, actual Meléndez Valdés", donde hoy en día se encuentra uno de los edificios del complejo del propio Museo de Bellas Artes, según señala la Diputación de Badajoz en nota de prensa.

Sobre la obra adquirida, ha destacado que se encuentra dentro de una de las modalidades de la producción del artista como son las tablas de devoción que se corresponde en palabras de la conservadora del Prado, Leticia Ruiz, con "el mejor Morales".

Este tipo de tablas devocionales destinadas al uso en el ámbito privado fueron las que mayor prestigio otorgaron al artista y su taller. Dadas sus características formales, 'La Piedad' del Museo de Bellas Artes de Badajoz puede datarse hacia 1565, estando cercana a otras representaciones del mismo tema como la conservada en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, la del Palacio Arzobispal de Madrid (actualmente en la Catedral de la Almudena), la que se conserva en la Catedral de Málaga o la perteneciente a la Colección Villar-Mir.

ESTUDIO TÉCNICO Y RESTAURACIÓN

Sin embargo, con la adquisición de la pieza no comenzaría su exposición al público ya que era imprescindible abordar un estudio técnico y una restauración que pusiese en valor sus calidades. Teresa Rodríguez ha explicado en este sentido que, para ello, la pieza ha viajado a Madrid en dos ocasiones.

La primera lo hizo noviembre de 2019 para realizar el estudio técnico y analítico de la obra por la empresa I&R. Este estudio serviría de base para abordar su restauración, entre marzo y junio de 2020, a cargo de la restauradora del Museo del Prado, María Antonia López de Asiaín.

Así, la intervención ha sacado a la luz el color original de la pieza oculto bajo varias capas de barniz y ha eliminado repintes innecesarios. Ha recuperado el sfumato de los contornos, las veladuras características del trabajo de Morales, la representación escultórica de los paños, incisiones como las del nimbo de la Virgen y las delicadas pinceladas de la barba de Cristo y de las pestañas de ambas figuras.

Además, se han descubierto detalles como la corona tipo fuente en la coronilla de Cristo, gotas de sangre que se encontraban ocultas, la maestría del dibujo previo del maestro apreciable en diversos puntos de la obra "e incluso las huellas de sus manos trabajando directamente sobre la pintura".

Con el fin de dar a conocer el proceso de restauración de esta pieza de gran valor dentro de la colección del MUBA, la exposición se centra en el trabajo de los especialistas que han trabajado en ella y que desvelan los componentes y la metodología de la pintura de Luis de Morales y del suyo propio.

Con ello, indica la directora, "queremos hacer llegar al visitante este aspecto del trabajo interno de los museos que cada vez aflora en mayor medida y suscita el interés del público general y especializado".

La muestra puede verse en la sala de exposiciones temporales, en la calle Francisco Pizarro, en horario de mañana de martes a domingo de 10,00 a 14,00 horas, y las tardes de martes a sábados de 17,00 a 19,00 horas. El Museo de Bellas Artes estará abierto además los días del puente, 6, 7 y 8 de diciembre; y cerrará el 25 de diciembre y el 1 y 6 de enero. No abre los lunes.

Respecto al aforo, se controlará permitiendo seis personas en la sala, se tomará la temperatura al entrar y se dispensará hidrogel. El recorrido será en un solo sentido con entrada por Francisco Pizarro y salida a patio interior del MUBA, concluye el comunicado.

Para leer más