21 de septiembre de 2020
12 de agosto de 2020

Los municipios cacereños ya pueden solicitar las ayudas de la diputación para hacer frente a los gastos del Covid-19

CÁCERES, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las entidades locales de la provincia de Cáceres con menos de 20.000 habitantes, así como las entidades locales menores tienen tres meses a partir de este miércoles, 12 de agosto, para solicitar las ayudas del Plan Extraordinario de Gastos derivados de la pandemia.

Se trata de un plan de la Diputación de Cáceres, dotado con 500.000 euros, publicado en el Boletín Oficial de la Provincia número 0155 enmarcado en las medidas destinadas a impulsar el regreso al nivel de bienestar social, empleo y actividad económica previo a la declaración del estado de alarma.

Está dirigido a las entidades con menos de 20.000 habitantes, teniendo en cuenta que son las que se enfrentan a una "mayor complejidad económica y técnica". Por ello, el presente plan subvencionará gastos corrientes en bienes y servicios que hayan sido ocasionados por la pandemia de la Covid-19.

Esto es, será subvencionable la adquisición de bienes de carácter fungible y no inventariable, como los gastos para la adquisición de mascarillas, geles hidroalcohólicos, equipos de protección o cualquier otro bien no inventariable cuya adquisición esté directamente relacionada con la pandemia.

En cuanto a los servicios, serán subvencionables los gastos corrientes de servicios prestados por parte de la entidad local o por parte de empresas externas contratadas por la misma como consecuencia de la Covid-19, por ejemplo, servicios de limpieza y desinfección, atención domiciliaria, asistencia social y otros similares.

Los 500.000 euros se distribuirán conforme a dos criterios, por un lado 1.000 euros fijos a todos los municipios, en total 228.000 euros, y los 272.000 restantes en función del número de habitantes.

Este se suma al conjunto de medidas económicas y sociales que ha puesto en marcha la Institución provincial a través del Plan Diputación ReActiva, así como a las inversiones realizadas en materia sanitaria y de prevención en momentos más críticos de la pandemia, siempre en coordinación con las iniciativas del Gobierno Central y de la Junta de Extremadura.