5 de agosto de 2020
29 de junio de 2008

Niños enfermos renales que no pueden dejar la diálisis disfrutarán de unas vacaciones en Valle del Ambroz

CÁCERES, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un total de 36 niños enfermos renales, que no pueden dejar la diálisis, disfrutarán de unos días de vacaciones desde el próximo martes en el Valle del Ambroz, en la provincia de Cáceres, donde seguirán recibiendo su tratamiento.

Así, entre los días 1 y 9 de julio, el valle extremeño del Ambroz, situado al norte de Extremadura, recibirá a este grupo de niños de entre 8 y 16 años procedentes de 16 ciudades de todo el país, que "disfrutarán de unos días juntos que servirán mucho más que para divertirse".

Así lo asegura la Federación Nacional ALCER, que organiza las vacaciones para estos niños con una enfermedad renal crónica y que necesitan diálisis, ya que según explica en nota de prensa, "para la diálisis, esa máquina que sustituye el riñón enfermo, no hay vacaciones ni en verano".

"No se puede prescindir de ella, porque si se hiciera, la sangre acumularía tantas toxinas que provocaría la muerte. Ser niño, enfermo renal crónico y tener que dializarse debe ser sólo una circunstancia", señala la federación Alcer, quien asegura que "también para ellos existe una alternativa para disfrutar de vacaciones".

Así, el carácter socioeducativo de este retiro se logrará mediante charlas, intercambio de experiencias en grupo y excursiones a Mérida, al Parque de Monfragüe, a Granadilla y al Museo de la Moto, entre otras actividades.

También está previsto que estos jóvenes sean recibidos además por el presidente de la Junta de Extremadura, así como por el alcalde de Hervás.

DIVERSAS ACTIVIDADES.

En el programa de actividades destaca, el día 4, la visita del presidente de la Sociedad Española de Nefrología y, como tal, máximo representante del colectivo de médicos que habitualmente tratan este tipo de enfermos, Ángel Luis Martín de Francisco, quien contestará a las preguntas de los niños al estilo del programa de televisión 'Tengo una pregunta para usted'.

Además, durante los días 7 y 8 se pondrá en práctica un ingenioso juego de rol llamado "el viaje del héroe", desarrollado específicamente para esta ocasión por un grupo de sociólogos, psicólogos y especialistas en enfermos renales.

En este encuentro, representantes de los dioses griegos vestidos con ropas helénicas visitarán a los chicos y les retarán a superar multitud de pruebas, para demostrar si hay un héroe dentro de cada uno de ellos. La cuadrigas de Zeus, el minué, el minotauro, la tela de araña, los ingenieros de Zeus o los enigmas del Olimpo, serán algunos de los retos, explica la organización.

A través de ellos los especialistas detectarán cómo se comunican, como defienden sus ideas, si son capaces de contribuir al grupo, el sentido del ridículo, como cuidan los detalles, si se rinden o se mantienen firmes en la búsqueda del objetivo o como manejan la frustración.

Los chicos compartirán además una cena con los representantes de los dioses en las que estos les contarán historias de la mitología griega en tono de broma.

El 'Viaje del héroe' llegará a su fin cuando los representantes de los dioses griegos decidan si dentro de cada niño hay un héroe. "Todos los niños ganarán, porque el verdadero objetivo de este juego de rol es que cada niño con enfermedad renal sienta que tiene un héroe dentro de sí", explica la organización.