21 de agosto de 2019
7 de agosto de 2010

El número de homicidios por violencia de género se mantiene en cero, según datos comparativos entre julio 2009 y 2010

MÉRIDA, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX) ha destacado que el número de homicidios por violencia de género en la región se mantiene en cero víctimas, según datos comparativos entre julio de 2009 y el mismo mes de 2010.

Así se ha mostrado el IMEX) ante la publicación del Balance de la Evolución de la Violencia de Género de enero a junio de 2010 del que ha valorado que los datos que aparecen en él son nacionales y reúnen los aportados por las distintas comunidades, por lo que "no son directamente extrapoladles" a Extremadura, por lo que ha abogado por tener en cuenta algunos factores diferenciadores.

Entre ellos, en cuanto a homicidios se refiere y "asumiendo como nuestras" todas las mujeres víctimas de la violencia con resultado de muerte con independencia de la comunidad de pertenencia, a nivel nacional y en datos comparativos entre julio de 2009 y 2010, se ha producido un incremento en el número de homicidios en torno al 25 por ciento, mientras que en Extremadura se mantiene la cifra de cero víctimas.

"Este dato, unido a la existencia de unas mil mujeres protegidas, pone de relieve la eficacia de los sistemas de protección que actualmente funcionan en la Comunidad Autónoma", según ha indicado la Junta en nota de prensa.

En cuanto al número de denuncias, mientras que a nivel general se produce un incremento del 2,7 por ciento, la realidad de Extremadura es "muy diferente" ya que en la región, el número de denuncias está "por encima del 19 por ciento", lo que pone de relieve la "confianza" de las mujeres en los recursos y medios que esta comunidad pone a su disposición.

Por otra parte, los resultados que se aportan en el Balance sobre la percepción social sobre la Violencia de Género (VG), manifiestan el "desajuste" entre la percepción expresada y la realidad objetiva del fenómeno de este tipo de violencia y, por tanto, ponen en evidencia la "necesidad de seguir trabajando" en la sensibilización de la ciudadanía.

Así, para el IMEX esta tarea de sensibilización debería contener un "mayor" conocimiento del fenómeno de la violencia de género; la "mayor" comprensión hacia las víctimas que "no pueden ser consideradas a la vez víctimas y culpables por no denunciar"; y, por último, el "mayor rechazo" a las conductas de los maltratadores que debería concretarse en la "negación de excusas tales como las relativas al consumo de sustancias tóxicas o encontrarse en paro para cometer el delito que supone este tipo de violencia".

DENUNCIAS FALSAS

En cuanto al tema de las denuncias falsas, los datos de la memoria del Consejo General de Poder Judicial (CGPJ) relativas al año 2009 ponen de manifiesto que de 530 resoluciones estudiadas, sólo una de ellas pudo encuadrarse como denuncia falsa, según el Instituto de la Mujer de Extremadura.

La conclusión a la que llega el CGPJ es que no puede afirmarse que en materia de violencia de género exista un número de denuncias falsas diferente al que existe en cualquier otro tipo de delitos, por lo que se debe "desterrar el mito de que los hombres son objeto de un alto porcentaje de denuncias falsas, ya que esta cuestión tiene que ver más con la percepción de la ciudadanía que con la realidad demostrable".

EFECTO BONSÁI

El IMEX también destaca que la mujer sometida durante largo tiempo a maltrato psicológico o/y físico tiene muy baja autoestima y, a menudo, llega a creer que se merece lo que le pasa, creando así lazos de dependencia respecto de los maltratadores. Esto es lo que Miguel Lorente ha definido como 'Efecto Bonsái'.

En cuanto a la justificación de las conductas de los maltratadores, el Balance pone de relieve un aumento en las percepciones que pueden justificar el maltrato, reiterando estereotipos que se consideraban superados como que los maltratadores tiene problemas psicológicos, llegando incluso a culpabilizar a la mujer por mantener la convivencia con el agresor, justificando la violencia con criterios genéticos o por el hecho de haber sido víctimas de violencia o testigos de violencia en su infancia.

Además de justificándose por otras razones amparadas en la actual situación económico social mundial de crisis y desempleo o justificando que el hecho de romper las relaciones hombre-mujer supone una causa razonable de agresión.

Esta "falsa percepción" debe combatirse con el aporte de datos objetivos que pongan de relieve lo contrario y que vienen a confirmar el argumento de que la realidad de la Violencia de Género es "más profunda y deriva de las desiguales y jerarquizadas relaciones entre hombres y mujeres que predisponen al hombre hacia la violencia para mantener su situación de poder frente a la mujer".

Los teléfono 016 y el 112 atienden las veinticuatro horas del día a las víctimas de violencia de género.

Para leer más