27 de enero de 2020
  • Domingo, 26 de Enero
  • 10 de diciembre de 2019

    Los pequeños ingresados en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres irán al quirófano en un cochecito eléctrico

    Los pequeños ingresados en el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres irán al quirófano en un cochecito eléctrico
    Los niños irán al quirófano en cochecito eléctrico - CEDIDA

    CÁCERES, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Los pequeños ingresados en el servicio de Pediatría del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, que tengan que pasar por una intervención quirúrgica o hacerse alguna prueba diagnóstica, recorrerán el camino desde su habitación hasta el quirófano en un cochecito eléctrico.

    Se trata de una iniciativa que ya se ha puesto en marcha en otros centros hospitalarios de la región como el Hospital de Mérida y que pretende reducir el estrés de los niños antes de ser sometidos a una operación al tener que separarse de sus padres.

    En el hospital cacereño, la posibilidad de hacer uso del coche eléctrico ha llegado de la mano de la Asociación de Reyes Magos (Arema), que ha donado dos vehículos a la planta de Pediatría con el objetivo de hacer más llevadera la estancia de los pequeños y mejorar la asistencia, en este caso, convirtiendo en un momento ameno el recorrido hasta el quirófano.

    El presidente de Arema, José Antonio Fernández, ha explicado que se trata de una iniciativa que hará "olvidar el mal momento" que pasan los pequeños ingresados. Otros años el regalo que llegaba a los niños hospitalizados eran bicicletas o juegos pero, en esta ocasión, se ha querido hacer "algo distinto" para que lo disfruten "todos los niños que puedan".

    Ahora, según las necesidades del centro, la idea es donar otro cochecito para "arrancar una sonrisa" a los más pequeños y "hacerlos felices en momentos difíciles", ha dicho Fernández, ya que "ésa es la misión de Arema".

    El gerente del Área de Salud de Cáceres, Juan Carlos Escudero, ha recordado que el "momento más crítico" de los niños hospitalizados es cuando se separan de los padres para hacerse alguna prueba diagnóstica o ir al quirófano y por eso es tan importante esta iniciativa que mejora la forma de afrontar esa situación por parte de los pequeños y que "humaniza" la Sanidad

    Mercedes, la madre de una niña ingresada considera que "es una cosa buena" ya que el hecho de pasar por un quirófano "no es agradable" y esto hace que "entren un poco más contentos", ha dicho en declaraciones los medios.

    El alcalde de la ciudad, Luis Salaya, que también ha participado en la entrega del coche, ha indicado que se trata de una iniciativa "fantástica" y ha agradecido a Arema la labor que realiza en estas fechas para "dar felicidad a todos los niños y no solo a los que están en una buena situación".

    "Esperamos que no suba mucho el tráfico en los pasillos del hospital", ha bromeado el regidor, que espera que "se pueda circular bien" por la planta de Pediatría.