16 de febrero de 2020
24 de mayo de 2008

El peregrino de la esclerosis múltiple continua en Extremadura su recorrido para pedir investigación sobre la enfermedad

MÉRIDA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El peregrino José María Arroyo, más conocido como 'el peregrino de la esclerosis múltiple' llegó hoy a Extremadura para continuar el recorrido de entorno a 1.700 kilómetros que realiza por España y Portugal, con el objetivo de "llamar la atención" de las instituciones y que "se investigue más" acerca de la esclerosis múltiple, enfermedad que padece su hija desde hace seis años.

José María Arroyo tiene 62 años y pide "más investigación" para esta dolencia ya que, en su opinión, en España no se invierte "nada" con este objetivo. Por ello, pide "mejores tratos médicos" para este tipo de enfermos y que, cuando se les detecte la enfermedad, sean atendidos "lo más rápido posible".

En declaraciones a Europa Press, cuando iba por Huertas de Cansa, en dirección a Valencia de Alcántara, (Cáceres), explicó que este recorrido se lo ha marcado él mismo, y parte de Talavera de la Reina (Toledo), en dirección a Santiago de Compostela.

Después pasa por las ciudades lusas, Oporto y Coimbra para llegar a Fátima desde donde irá hacia Cáceres para luego visitar al Cristo de la Victoria en la localidad cacereña de Serradilla. Tras cruzar la provincia de Cáceres, concluirá su recorrido en Talavera la Reina, de donde partió el pasado 29 de abril y tiene previsto llegar el próximo día 31.

Según dijo, su hija de 36 años padece esta enfermedad y no se le atendió con la rapidez necesaria "para parar la enfermedad" y evitar nuevos brotes. Por eso, consideró necesario que se agilice la atención a estos enfermos.

Arroyo criticó que en España "no se investigue" sobre esta enfermedad y calificó de "lamentable" que los "únicos" países que están haciendo algo al respecto sean Estados Unidos y Brasil, según dijo que le "han contado" a lo largo de su pregrinar.

No obstante indicó que tiene la "esperanza" de que su llamada de atención tenga alguna repercusión. "Tengo mucha fe", indicó. Además, el peregrino está en contacto con asociaciones sensibilizadas con esta enfermedad, como la Federación Española para la Lucha contra la Esclerosis Múltiple (Felem).

Hasta el momento, Arroyo ha caminado aproximadamente 28.500 kilómetros en siete años. Su primer recorrido a pie, señaló, fue en 2002, como una promesa al apóstol Santiago para pedir que su mujer se recuperase de una enfermedad de la que, posteriormente, logró salir sin pasar por el quirófano, según aseguró.