1 de diciembre de 2020
21 de octubre de 2020

El Plan de Modernización Digital transformará la Administración regional en una organización "más abierta y cercana"

MÉRIDA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Extremadura ha presentado a los agentes sociales y económicos el Plan Estratégico de Modernización Digital, que permitirá transformar la Administración autonómica en una organización "más abierta y cercana" en las relaciones con la ciudadanía.

Este encuentro, que se ha desarrollado en el marco de la Mesa de Concertación Social sobre Modernización Digital incluida en la Agenda de Reactivación Social y Económica, ha estado presidido por la vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, y han asistido también el consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España, y los representantes de UGT, CCOO y la Creex.

Pilar Blanco-Morales ha explicado que el plan estratégico conlleva una serie de actuaciones para la renovación organizativa, funcional y tecnológica de los servicios administrativos en los próximos cuatro años, conforme a la normativa nacional y autonómica.

Así, la titular de Administración Pública ha resaltado que la transformación digital es una de los "ejes vertebradores" del Ejecutivo extremeño desde el inicio de la legislatura y uno de los proyectos de país que centrarán el Plan de Recuperación y Resilencia de la Unión Europea.

El objetivo del plan estratégico, según ha mantenido Blanco-Morales, es actuar de "forma proactiva" en la detección de las necesidades y en la adopción de soluciones que impulsen la creación de empleo y la mejora de las condiciones de vida en Extremadura, a través de un modelo de gestión que, mediante el uso de las nuevas tecnologías, ofrezca menores tiempos de respuesta y una relación personalizada.

Todas estas cuestiones posibilitarán que se incremente la "agilidad, eficiencia y transparencia" de la Administración regional, ha informado la Junta en nota de prensa.

El plan estratégico establece como prioridades ofrecer "relaciones cómodas" a la ciudadanía; orientar la actuación al dato, de forma que se proteja la información y se garantice su acceso; democratizar la planificación, adquisición de bienes y la prestación de los servicios y adecuar las capacidades administrativas a las necesidades de la gestión pública y a las expectativas de la sociedad.

Para leer más