27 de mayo de 2019
  • Domingo, 26 de Mayo
  • 30 de abril de 2010

    El primer trimestre del año se cerró en Extremadura con una tasa de paro del 23,45 por ciento

    MÉRIDA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El primer trimestre del año se cerró en Extremadura con una tasa de paro del 23,45 por ciento y con 114.000 parados, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este viernes.

    Mientras, la misma fuente confirmó que el primer trimestre del año se cerró en España con una tasa de paro del 20,05%, la más alta desde finales de 1997, y con un nuevo récord de desempleados. En total, 4.612.700 personas estaban sin empleo al finalizar marzo, 286.200 más que al terminar 2009 (+6,6%).

    El paro aumentó de este modo en la región en 11.100 personas durante el primer trimestre de 2010, lo que supone un aumento del 10,83 por ciento en relación con el trimestre anterior, con lo que el número total de desempleados se situó en 114.000.

    Por provincias, en la de Badajoz el primer trimestre de 2010 se cerró con una tasa de desempleo del 24,36 por ciento y con 75.900 parados, mientras que en la de Cáceres la tasa se estableció en el 21,82 por ciento y se acumularon 38.100 desempleados.

    De igual modo, en el citado periodo se destruyeron en la comunidad 8.700 puestos de trabajo (-2,27%), situándose el número de ocupados en 372.100 personas.

    A su vez, en el último año en Extremadura el número de parados se ha incrementado en 7.700 desempleados, lo que en términos relativos implica un crecimiento del 7,25%, mientras que los empleos destruidos en este periodo sumaron 10.300 (-2,68%).

    Por sexos, en la región extremeña se contabilizaron de enero a marzo 58.800 varones parados y la tasa de paro alcanzó el 20,80 por ciento entre los hombres; mientras que se registraron 55.200 desempleadas mujeres y la tasa total de paro entre las féminas se situó en el 27,12 por ciento.

    DATOS NACIONALES

    Por su parte, los datos nacionales son los mismos que avanzó hace unos días el diario ABC tras el fallo informático que ocasionó que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) pudieran verse temporalmente en la web de Estadística.

    La tasa de paro del 20,05% alcanzada al cierre del primer trimestre es 1,2 puntos superior a la del trimestre anterior y contrasta con la tasa del 17,36% existente un año atrás. Con esta cifra, la tasa de desempleo alcanza su nivel más alto de la serie histórica comparable, que arranca en 2001.

    Remontándose más atrás, utilizando series no comparables, no se alcanzaba un porcentaje de esta naturaleza desde el cuarto trimestre de 1997, cuando la tasa de paro llegó a situarse en el 20,11%. El número de parados, por su parte, también supone una cifra récord para la economía española.

    En el primer trimestre del año, se destruyeron 251.800 puestos de trabajo (-1,3%), situándose el número de ocupados en 18.394.200 personas. La mayor parte de los empleos perdidos en el trimestre fueron masculinos. En concreto, ocho de cada diez puestos de trabajo destruidos hasta marzo estaban ocupados por hombres (200.700 empleos menos), frente a un descenso de la ocupación femenina de 51.100 mujeres.

    En el último año, el número de parados se ha incrementado en 602.000 desempleados, lo que en términos relativos implica un crecimiento del 15%, mientras que los empleos destruidos en este periodo sumaron 696.600 (-3,65%).

    En los tres primeros meses del año, el número de asalariados se redujo en 239.400 trabajadores (-1,55%), de los que 165.700 tenían contrato temporal (-4,2%) y 73.700 eran indefinidos (-0,63%). De esta forma, la tasa de temporalidad se situó al finalizar marzo en el 24,39%.

    Los hogares con todos sus miembros en paro aumentaron en 78.500 en el primer trimestre, un 6,4% respecto al trimestre anterior, y en el último año se han incrementado en 230.200, un 21,5% más. Al mismo tiempo, los hogares con todos sus miembros ocupados se redujeron en 213.400 en el trimestre y en 400.100 en un año.

    DATOS INTERANUALES

    Asimismo, en variación interanual, todas las comunidades autónomas experimentan incrementos en su número de parados, correspondiendo los mayores aumentos a Andalucía (136.800 parados más en los últimos 12 meses), la Comunidad de Madrid (92.500 más) y la Comunidad Valenciana (91.900).

    Las tasas de paro más bajas hasta marzo se registraron en País Vasco (10,91 por ciento), en Navarra (12,32 por ciento) y en Cantabria (14,49 por ciento), mientras que las más altas se dan en Canarias (27,68 por ciento), Andalucía (27,21 por ciento) y Extremadura (23,45 por ciento).

    Las tasa de paro femeninas más bajas se encuentran en Navarra (10,95 por ciento), País Vasco (11,58 por ciento) y Comunidad de Madrid (15,96 por ciento). Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid tienen una tasa de paro femenina inferior a la masculina.