23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 19 de julio de 2008

    El PSOE extremeño pide que se fijen unas cuotas regionales de emisión de CO2 según la "situación" de cada comunidad

    BADAJOZ, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El PSOE de Extremadura reclamará que se fijen unas cuotas autonómicas de emisión de CO2 en función de las "situaciones de partida" de cada comunidad.

    La propuesta, que consta en la ponencia marco del X Congreso del PSOE de Extremadura, quedó hoy ratificada con la aprobación de las propuestas de resolución de la comisión encargada de, entre otras, las áreas de energía y medio ambiente.

    El ponente de la comisión, Antonio Rodríguez Osuna, explicó en el plenario que si bien la estrategia de Extremadura tiene como objetivo la potenciación de las energías renovables hasta cubrir el 20% de la demanda eléctrica con tales fuentes en el año 2020, la variable ambiental "no puede encorsetar el crecimiento industrial" de la región.

    Apostilló, al respecto, que existe una "significativa correlación" entre el nivel de renta de un territorio y su grado de industrialización, lo cual implica unas mayores dosis de emisión de CO2 a la atmósfera.

    Por tal motivo, el PSOE extremeño pide que "al igual que se marcan objetivos distintos para los países" en los organismos internacionales en los que se establecen los derechos de emisión, en el interior de España debería fijarse las emisiones por comunidades autónomas.

    El objetivo es que aquellas comunidades, como Extremadura, que a día de hoy contaminan menos lo puedan hacer en mayor medida que otras para concluir su proceso de industrialización.

    REFINERÍA BALBOA

    En el turno anterior a Osuna compareció ante el plenario Ignacio Sánchez Amor, el ponente de la comisión primera, que comprende el área económica, para reiterar, entre otros asuntos, el respaldo del PSOE de Extremadura al proyecto de Refinería Balboa.

    Respecto a los colectivos que se oponen a dicho proyecto, Sánchez Amor sostuvo ante el hemiciclo que es "intelectualmente tramposo" estar en contra de la Refinería Balboa pero no de otras. Así, aludió a las organizaciones ecologistas portuguesas que el pasado jueves mostraban un frente común con asociaciones extremeñas para oponerse a la refinería pacense, cuando en su propio país "el gobierno portugués tienen tres" refinerías en marcha y además las ha catalogado "de interés nacional".

    Por tanto, el ponente socialista dijo comprender que se esté en contra de "las refinerías" en general, pero, en cambio, no que únicamente se rechace la extremeña.

    Además, si bien consideró legítimo que se pueda discutir el proyecto de la refinería, precisó que éste está "ratificado" desde "un punto de vista político", puesto que en las pasadas elecciones autonómicas el PSOE, partidario de la iniciativa del Grupo Gallardo, incrementó su presencia parlamentaria frente a los que la rechazaban, tanto PP como Izquierda Unida, formación esta última que quedó fuera de la Asamblea.

    En concreto el texto de la ponencia dice textualmente sobre esta cuestión que sobre el proyecto de la refinería "se polarizó" la posición de los partidos y que "los ciudadanos ya sentenciaron al respecto apoyando claramente al PSOE y castigando electoralmente a PP e IU, incluso haciendo desaparecer a ésta del parlamento regional por primera vez desde su creación".