13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 1 de julio de 2014

    Siete detenidos por venta de droga en Badajoz

    Siete detenidos por venta de droga en Badajoz
    EUROPA PRESS

    BADAJOZ, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

       La Policía Nacional ha detenido a siete personas en el marco de una operación antidroga desarrollada en el Casco Antiguo de Badajoz, en la que se han desmantelado tres 'puntos negros' de venta de droga al menudeo.

       El delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, acompañado del jefe superior de la Policía Nacional en la región, Miguel García-Izquierdo, ha explicado que la operación 'Amanecer' se ha saldado con siete detenidos por su presunta autoría de un delito contra la salud pública, en concreto por tráfico de sustancias estupefacientes, y que éstos residían en el Casco Antiguo de Badajoz.

       Estas personas, todas ellas pertenecientes a una misma familia y entre los que se cuentan dos hombres de entre 25 y 39 años y cuatro mujeres de entre 25 y 59 años, además de una menor de edad, fueron detenidas el pasado día 27 de junio y han pasado a disposición judicial, según López Iglesias, quien también ha remarcado que varios de ellos tenían antecedentes por hechos similares.

       Ha agregado que la investigación, llevada a cabo por agentes adscritos al grupo de estupefacientes de la brigada de policía judicial de la comisaría provincial de Badajoz con la colaboración de brigadas y grupos de Cáceres y Madrid, comenzó hace un año a raíz del conocimiento de la existencia de varios domicilios, situados en la zona centro de Badajoz, en los que se traficaba con diversas sustancias estupefacientes.

       A lo largo de la investigación, en la que se realizaron "numerosas" vigilancias "discretas" en las viviendas y a los moradores de las mismas que pertenecían a una misma familia "de sobra conocida por los agentes por sus antecedentes policiales relacionados con el tráfico de droga", se han practicado más de 30 intervenciones, pero "siempre de carácter menor a personas que iban a comprar allí tanto cocaína como heroína", ha explicado.

    VIVIENDAS SÚPER PROTEGIDAS

       De este modo, ha puntualizado el delegado, la Policía localizó cuatro viviendas en las calles San Lorenzo, Amparo y Sepúlveda, siendo tres de ellas "puntos negros" de venta de droga y la última un domicilio familiar en el que se guardaba el dinero recaudado de estos "negocios", a la vez que ha destacado que las mismas estaban "súper protegidas" a modo de "fortín", razón por la cual la policía ha requerido de "muchos" miembros para poder acceder a las mismas.

       En concreto, las viviendas tenían puertas de acceso de doble hoja de hierro forjado con varias cerraduras que dan a diversas rejas y otras puertas acorazadas, llevándose a cabo la venta a través de "ventanucos" de las mismas sin que los compradores accediesen al interior, así como ventanas con robustas rejas reforzadas horizontalmente con pletinas de acero, sujetas fuertemente a la pared.

    REGISTROS SIMULTÁNEOS

       El representante del Ejecutivo central en la región ha recalcado asimismo que el registro de estas viviendas se hizo de forma simultánea a las 7,00 horas del pasado día 26, deteniendo a los siete moradores que estaban en ellos e interviniendo un total de 45,79 gramos de cocaína y 56,03 gramos de heroína, que podrían alcanzar un valor de 60.000 euros antes de salir al mercado.

       También se han requisado útiles para la preparación de papelinas, dos vehículos, ocho ordenadores, cuatro televisores, dos balanzas de precisión, dos pistolas de aire comprimido y 4.011 euros en efectivo, según López Iglesias, quien ha felicitado la labor desarrollada por la Policía Nacional en la región y en concreto en el Casco Antiguo, a pesar de que la cantidad de droga incautada "quizás no sea sustanciosa" porque "seguramente al entrar la policía ya se encargaron de que desapareciera la droga".

    ALARMA EN EL VECINDARIO

       Ha hecho hincapié además en la importancia de que se hayan "anulado" estos tres puntos de venta de droga que "daban mucha inseguridad" a la zona y a los vecinos, ante lo cual García-Izquierdo ha apuntado que el tráfico de droga al menudeo "parece una infracción de menor cuantía" pero "sin embargo es el que realmente crea alarma en un vecindario" y el que "cuesta trabajo de perseguir y de desmantelar".

       El jefe superior de la Policía ha ahondado además en que, dadas las citadas medidas de seguridad, requiere "mucho tiempo" poder acceder a este tipo de viviendas y que, aunque se hace "en cuestión de minutos", es "el tiempo suficiente" para deshacerse de la droga tirándola por los sumideros o por las ventanas y usar productos como amoniaco o lejía "para no poder demostrar el tráfico de drogas".

       Ha sumado que es uno de los clanes dedicados a este tipo de menudeo que "más quebraderos" y "más trabajo" ha dado a los policías, pero que "siempre que se desarticula un punto, por supuesto, hay gente dispuesta a ocupar ese relevo, ese espacio y esa actividad".

        Por último y a preguntas de los periodistas sobre una nueva reyerta registrada en Calamonte en la noche del pasado domingo, el delegado del Gobierno la ha calificado como una "pequeña pelea" o "riña entre dos personas del mismo pueblo" que al parecer "no tiene nada que ver" con la ocurrida hace una semana en esta misma localidad pacense y que se saldó con un herido por arma blanca.