21 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 20 de Noviembre
  • 31 de enero de 2008

    Los tradicionales 'Abriles' satíricos de Campanario cobran auge con el resurgimiento de los carnavales

    Se trata de representaciones de personajes de actualidad que resultan caricaturizados y se exponen en la vía pública

    CAMPANARIO (BADAJOZ), 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Los tradicionales 'Abriles' satíricos de Campanario cuentan este año con una gran afluencia de público, en consonancia con la revitalización que experimenta el Carnaval en esta localidad pacense al haberse recuperado los premios económicos para los ganadores de los diferentes concursos.

    Aunque la tradición de los 'Abriles' nunca se perdió, en la última década, ausentes las compensaciones de los premios, la participación fue más escasa. Se trata de representaciones de figuras de personajes de actualidad que resultan caricaturescas y a las que se dota de un sentido sarcástico.

    Están realizadas con materiales caseros, como metales, chapas, trapos, guata o trigo y quedan expuestas en la vía pública. Anastasio Pajuelo Gallardo, miembro del jurado en 2005, explicó hoy a Europa Press que "una parte fundamental de un 'abril' es la colocación de un cartel que contenga una frase o poesía en tono irónico y que resuma brevemente un rasgo de los muñecos".

    Esta tradicional puesta en escena se remonta a principios del siglo XX. En aquella época, las pleiteras o esparteras realizaban maquetas, más esquemáticas que las actuales, acompañadas de una cita con la que pretendían caricaturizar a alguna persona importante. Con el paso del tiempo, el carácter grotesco inicial se amplió a personajes históricos. Tal fue el caso del 'Abril de Don Quijote de La Mancha'.

    ESTARSE QUIETO. Los habitantes de la localidad pronto bautizaron esta fiesta como Abriles. "Este nombre hace alusión al particular vocabulario de Campanario, ya que aquí la palabra abril significa persona que está quieta, parada en un sitio", explica Anastasio Pajuelo Gallardo.

    Durante la Guerra Civil, hubo un parón en esta festividad, que se recuperó de nuevo a principios de los años cuarenta y que hoy en día continúa. Así, este viernes, tiene lugar el concurso de Abriles, entre los que se encuentran los alusivos al 'Caso Malaya', la teleserie 'Escenas de Matrimonio' o el programa 'Aquí hay tomate'.

    "El motivo de escoger a un personaje o a otro está en el juego que pueda dar a la hora de colocarle una frase irónica que describa un aspecto destacado del mismo", comenta a Europa Press María Calderón Gallardo, miembro de la Asociación de Mujeres de Campanario y que este año realiza un abril. Por otra parte, María Calderón explica que "no se tarda más de un día en realizarlo porque se emplean materiales que todos tienen en casa y se le da una estructura sencilla".

    El día del concurso, el jurado, acompañado del concejal de Cultura y de la Banda de Música de la localidad, recorre las diferentes calles del pueblo para visitar cada uno de los 'Abriles'.

    Tras una deliberación, otorgan los correspondientes premios, cien euros para el primero y cincuenta para el segundo. Los aspectos más importantes que se valoran son el personaje de actualidad, el acabado del mismo y la frase o diálogo que le acompaña.