19 de julio de 2019
  • Jueves, 18 de Julio
  • 8 de noviembre de 2010

    UCE critica que bancos y cajas utilizan las comisiones como "remedio" para paliar consecuencias de la crisis financiera

    Señala que en 2009 las entidades financieras españolas cobraron 14.600 millones de euros en comisiones

    UCE critica que bancos y cajas utilizan las comisiones como "remedio" para paliar consecuencias de la crisis financiera
    POR FOSFORIX FLICKR CC

    MÉRIDA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) ha señalado que las comisiones están siendo utilizadas por los bancos y cajas como "remedio" para paliar, "en cierta medida", las "catastróficas" consecuencias de la crisis financiera.

    En un comunicado, UCE indica que durante 2009, el conjunto de entidades bancarias del país ingresó "más de 14.600 millones de euros" en comisiones cobradas a sus clientes, frente a los "13.143 millones" que ingresaron en 2005.

    En total, apunta la Unión de Consumidores, cobraron un "11,31 por ciento más" en comisiones, mientras que el índice de precios al consumo, referencia para las subidas salariales, aumentó en el mismo periodo "solo un 8,7 por ciento", añade.

    "Podemos pensar que un 11 por ciento no es demasiada diferencia para cuatro años, pero si tenemos en cuenta que 2005 fue un año normal desde el punto de vista económico, mientras que 2009 se ha llevado la peor parte de la crisis que aún hoy padecemos, y que ello ha provocado una ralentización de nuestra economía sin precedentes, es obvio que ese porcentaje muestra sólo una parte de la realidad", apostilla.

    GRANDES DIFERENCIAS

    UCE explica que en el número 12 de su revista 'Consumidorex', publicado en mayo de 2003, se incluía un estudio sobre las comisiones bancarias más frecuentes. Siete años y medio después ha realizado el mismo trabajo para determinar la evolución de estas comisiones y sus resultados "confirman las sospechas iniciales, han subido, y mucho".

    Para determinar "con exactitud" cuánto han subido, UCE ha llevado a cabo el mismo ejercicio práctico que en 2003, calculando el precio que se pagaría por determinadas operaciones en la entidad más cara y en la más barata.

    En el primer caso, para las comisiones más caras, se pasa de pagar comisiones por valor de 256,81 euros a abonar 297,90, lo que supone un aumento del 16,00 por ciento.

    En las tarifas más bajas, la diferencia es "muchísimo mayor", apunta UCE, ya que de pagar 20,60 euros, se ha pasado a 52,07, un 152,77 por ciento más.

    "Por seguir con la referencia del IPC, entre mayo de 2003 y septiembre de 2010, aumentó un 19,8 por ciento. Es decir, que las comisiones más caras, que ya eran altas entonces, han moderado su crecimiento, pero las más económicas se han disparado", añade.

    COMISIONES LIBRES

    Por otro lado, UCE indica que aunque se pueda pensar que "determinadas comisiones cobradas por algunos bancos son abusivas, lo cierto es que las entidades tienen absoluta libertad para fijar los precios de los servicios que nos prestan".

    Según la Unión de Consumidores, solo deben cumplir dos requisitos "primero, que su cobro responda a un servicio efectivamente prestado; segundo, que se comunique al Banco de España el folleto con las tarifas vigentes y cualquier modificación que se produzca en las mismas".

    Además, continúa, se debe saber que, en "todos" los casos, las tarifas publicadas en esos folletos, son "siempre máximas". "Es decir, que si somos 'buenos clientes' del banco o contratamos una cuenta en modalidad de 'tarifa plana' o nomenclaturas similares, o si reunimos algunos requisitos, como domiciliación de nóminas y recibos o no tener más de una determinada edad, podemos librarnos del pago de las mismas", explica UCE.

    No obstante, las tarifas publicadas son las que el banco puede cobrar y, por ello, son las que se han considerado para la elaboración de este estudio.

    MANTENIMIENTO DE LA CUENTA

    Por otro lado, UCE señala que además de las "comisiones sorpresa" ya comentadas, y que generan la "mayor parte" de las reclamaciones en este ámbito, otro de los "problemas" que genera el cobro de estas tarifas es el relacionado con la comisión de mantenimiento, que la entidad cobra para "resarcirse" del gasto que le supone conservar la cuenta abierta.

    La "controversia" surge, según la Unión de Consumidores, cuando una persona abre una cuenta en una entidad para un fin "muy concreto y puntual", como cobrar una herencia o una subvención, retira esos fondos y, en lugar de cancelar la cuenta, sabiendo que no la va a usar nunca más, se olvida de ella.

    Cuando esto ocurre, "periódicamente", el banco cargará la comisión de mantenimiento, con independencia de que tenga o no movimientos en la misma, "generándose unos gastos que dejarán en negativo el saldo, lo que a su vez provocará el cobro de intereses y así sucesivamente hasta acabar con una deuda considerable".

    UCE agrega que "es verdad" que el banco tiene "obligación" de enviar extractos de las cuentas para que puedan comprobar su estado pero, "curiosamente", la envían a una dirección equivocada y "nunca" llegan. "Eso sí, la carta de reclamación de la deuda nos llegará puntualmente y sin error", añade.

    Por ello, si no se utiliza una cuenta, y lo mismo se puede aplicar a una tarjeta de crédito lo más recomendable, según UCE, es anularla y evitar así que genere gastos.

    UCE indica además que "hace siete años", era "muy frecuente" que el cobro de la comisión de mantenimiento se fijase en función del saldo medio de la cuenta, de manera que "a mayor saldo, menor comisión". Sin embargo, esta graduación ha "desaparecido" en la actualidad, y se cobra lo mismo con independencia del dinero que se tenga en la cuenta.

    Con todo esto, la Unión de Consumidores recomienda repasar con frecuencia los extractos, vigilar que no cobren comisiones que se consideren "excesivas" y, si lo hacen, negociar para que se anulen. Así mismo, aconseja cambiarse de banco si se niegan. "No sólo existen atractivas ofertas para nuevos clientes, sino que servirá para que su actual entidad se mueva para evitar su marcha", concluye.